Al acocote, antiguamente le decían “tragadero” … porque nuestro sifón prehispánico hacía las veces de una garganta… de ahí su nombre. En la foto, un tlachiquero — del náhuatl “tlahchiqui”; persona que raspa — succiona con su acocote el aguamiel del maguey.

Ritual del Acocote.

En tiempos de los “aztecas” existió un ritual muy particular en el cual los aspirantes a ser sacerdotes, formaban una corona de acocotes — dos centenares de ellos — pero solo uno tenía los extremos agujerados. Los acocotes eran escogidos por el grupo de aspirantes y uno a uno iban tomando el suyo, aquel individuo al que le tocara el único acocote agujerado era elegido para beber el teōoctli o” (Ritual del Pulque Nuevo) . Para hacerlo lo dejaban solo, y solemnemente de pie, tomaba con su acocote la bebida de los dioses. En este ritual los acocotes eran llamados PIYAZTLI que significa “pulque nuevo”.

La palabra Piyaztli viene de Piyaleh, nombre posesivo de “piya-li” dícese de la persona sabia, el hechicero (nahual), persona de confianza que tiene secretos, cantos y palabras mágicas. Él es el guardián de los rituales secretos, el maestro de la palabra hablada (piyaleh, tlahtōleh, cuiqueh). Por lo tanto, la persona elegida en el ritual, era quien tenía este honor y guardaba el secreto, la sabiduría para el mismo.

¿Qué es el ACOCOTE?

Es un guaje, tipo de “calabaza” alargada con forma de pepino que al secarse se le hacen agujeros en ambos extremos (ver foto de portada y de la planta al final del post) y desde tiempos antiguos se utiliza como “sifón” para extraer por succión el aguamiel (néctar) del maguey, que al fermentarse se convierte en pulque.

Para los cronistas, esta palabra designaba diferentes plantas las cuales tenían virtudes medicinales. Según Clavijero esta yerba se parecía al nardo, sin embargo otros cronistas la compararon con el hinojo. Por su parte, Hernández la describe como la “yerba del tallo hueco”

Origen de la Palabra.

Acocotla es la forma plural del náhuatl acocotli que deriva de atl que significa “agua” y cocotli “esófago o conducto por donde pasa un líquido”. Es por ello que otros cronistas* como Garibay indican que a este utensilio le llamaban “tragadero”.

Propiedades Medicinales.

Según Fray Bernardino de Sahagún, la raíz del acocote se utilizaba como remedio en fracturas de piernas, también se mencionaba que curaba las ulceras de la boca.

Planta del Acocote y sus raíces.

 

Acocotes verdes

Acocotes Verdes en el Jardín Botánico de Berlin, Alemania.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta es la Publicación original en 30/10/13 18:28

Referencias bibliográficas:

Historia General de las Cosas de la Nueva España
Fray Bernardino de Sahagún.

Rerum Medicarum Novae Hispaniae Thesaurus. p. 31
F.Hernández.

Foto de portada:

Leopoldo Villegas:  “abrazo de acocote”.

Gracias por compartirlo en tus redes
Share