Las fuentes indican la importancia de la espuma en las bebidas de chocolate y atole. Para lograr una espuma estable nuestros ancestros agregaban el cacao llamado Pataxte cuyo nombre científico es  Theobroma bicolor. Este tipo de cacao es el misterioso responsable de la estabilidad (es decir que no se deshace)  de la espuma que coronaba las bebidas rituales mayas.

Pataxte Cacao es  mencionado en el Popol Vuh. También conocido como BALAM-TE, restos de su pulpa anaranjada / rosada han sido encontrados en vasijas cerámicas de Tikal, Guatemala y datan de 2,000 años de antigüedad. En las tierras altas mayas es mejor conocido como Pek o Pec.

“Y así ellos estaban felices por las  provisiones de la buena montaña, llena con cosas dulces . . . llenas de  pataxte y cacao . Las ricas comidas llenaban la ciudadela llamada lugar roto. 

Lugar del Agua Amarga”.

 Popol Vuh

En la Historia Quiché de Don Juan de Torres se menciona que cuando Quicab emprendió la conquista de los pueblos de la costa llegó al poblado de Xetulul, bajo los zapotes, que fue traducido al náhuatl por los indígenas tlaxcaltecas durante la conquista a Zapotitlán. Luego de lograr la conquista de Xetulul, durante el siglo XV, los K’iche’ recibieron tributo que incluía: pescado, camarón, cacao y pataxte.

El Pataxte, patlachtli o cuauhpatlachtli, (en náhuatl) siempre es mencionado como un fruto diferente del cacao, aunque es de la misma familia. Sus semillas eran más propias para comerse tostadas y endulzadas. Nunca se le dio la importancia que el cacao común tiene, por lo que nunca fue cultivado en grandes cantidades sino mas bien como una planta de traspatio.

Agradecemos a Fundación Ruta Maya (y Sofia Paredes Maury) por la fotografía de portada “Cuencos de Pataxte” y mención en prensa en  la exposición LOS SABORES DE MESOAMÉRICA,  donde tuvimos el agrado de participar con material de apoyo de investigación.

 

 

 

Pataxtle fotografia propiedad de toptropicals.com