Cuando compartes en tus redes, nos motivas a seguir. GRACIAS :)
Share

Pulsa en esta frase para saber como preparar pintura económica y ecológica con baba de NOPAL

En el continente americano, destaca por su extenso imperio el náhuatl, la lengua de los mexicas. Antes y a la llegada de los españoles se utilizó como “lengua franca” para establecer comunicación con otros pueblos originarios de Mesoamérica.

El náhuatl tuvo gran dinamismo en su desarrollo e influenció a las lenguas de otras culturas del territorio de lo que sería México y más allá desde Nueva España hasta Costa Rica, a tal grado que éstas incorporaron del náhuatl a sus idiomas y variantes, vocablos y expresiones referentes a la gastronomía, la agricultura, las manufacturas y tecnologías, la religión, la herbolaría, las toponimias, la medicina, los nombres de los animales, los fenómenos celestes, entre otros. Su trascendencia ha alcanzado al español de nuestros días; los estudiosos de las lenguas, entre ellos Carlos Montemayor , han denominado a las palabras de origen náhuatl que perviven en español como nahuatlismos.

Ello contribuye a que en nuestros días el náhuatl se destaque como lengua viva. Entender esto en lo cotidiano del uso del español y el náhuatl, es participar de un fenómeno lingüístico y cultural, resultado del contacto entre culturas, en donde ambas lenguas y culturas se enriquecen.

Partiendo de la organización de los nahuatlismos en categorías gramaticales y campos semánticos, este material con un carácter lúdico y didáctico, está diseñado con el propósito de que los profesores junto con sus alumnas y alumnos reflexionen sobre los cambios y permanencias en las lenguas, los préstamos lingüísticos entre ellas, la existencia de palabras de origen indígena que han influido y permanecen vivas en el español actual.

Te invitamos a conocer el juego de mesa «Camino al Mictlán», puedes descargarlo pulsando en esta frase si no lo has hecho aún.

 

Sobre los conceptos que eran desconocidos por los europeos por no tener referentes en sus culturas y por tanto no tenían una palabra para designarlos en español (por ejemplo chocolate, aguacate, jitomate, alimentos desconocidos en Europa al momento del encuentro con lo que hoy es México), sobre los conceptos que llegaron a sustituir o competir con voces usadas en el español (tiza, de tizatl ―tierra blanca―, en vez de gis, yeso y clarión), observar los cambios que sufre el léxico (en este caso el náhuatl al pasar a otro idioma (en este caso al español) por ejemplo: cempoalxóchitl que en español pasó como cempasúchil; tlapalli como tlapalería; pozolli como pozole; tzápotl como zapote o axolotl como ajolote. Con estas reflexiones y los conocimientos adquiridos podrán analizar qué está pasando actualmente con vocablos como faxear, accesar, Basic, blog, bite, cache, cookie, indexar, teclear, web, entre otros, que se incorporan al español.

 

Con las actividades propuestas en el juego Basta con Nahautlismos se desarrollan competencias lingüísticas y de comunicación, conocimientos conceptuales (vocabulario, adjetivos, verbos, lengua) procedimentales (elaborar un cuento en forma oral y escrita, buscar información, comparar sistemas lingüísticos en el marco del plurilingüismo, discriminación de categorías gramaticales), para realizar operaciones intelectuales (razonar por analogía, generalizar inductivamente), sociales (trabajar en grupo, dialogar convivir sanamente, mediar conflictos), actitudinales y valores (honestidad, perseverancia, por ejemplo) que potencian la resolución de retos lingüísticos al leer, argumentar, reflexionar sobre la lengua, a la vez que amplían su vocabulario y desarrollan su creatividad.

PUEDES DESCARGARLO PULSANDO AQUI. 

 

 

 

 

 

No te pierdas nuestras publicaciones:


Escribe tu correo: