Al pulsar aquí, vas a poder seguirnos en Facebook. Ya somos 200,000

Las bebidas del México prehispánico son variadas y una de las más representativas es sin duda el Atole hecho a base de maíz. La palabra atole viene del Náhuatl ATOLLI y significa «agua en movimiento» o «agua removida» . Otra traducción aceptada pero poco común es «agua que se traga» que viene de atl agua y toloa, tragar.

Durante la época prehispánica el atole era vendido en el tianguis o en las plazas y la persona que lo hacía era llamado “atolnamacac” Esta palabra deriva del náhuatl, viene de “namaca” vender algo y atol “Atolli” Como todos sabemos el atole es una bebida más o menos espesa, preparada (principalmente) a partir de masa de maíz y agua que puede ser o no endulzada, y también las hay agrias y fermentadas.

Entre los atoles consumidos en la época prehispánica podemos mencionar los siguientes:

“chiyampitzahuac atolli ayohhuachpani chilloh” que se traduce como atole de maíz con semillas finas de chía, especiado con chile y espolvoreado con semillas de calabaza.

“nequatolli” o atole con miel (de maguey).“iztac” o blanco;

“xocoatolli” o atole agrio;

“yollatolli” o atole blanco;

“chillatolli” o atole mezclado con chile;

“nechillatolli” o atole mezclado con chile y miel;

“ayocomollatolli”, elaborado con frijoles;

“chianatolli”, preparado con harina de chía;

“chiantzotzollatolli” elaborado con harina de semillas de una chía más grande que la común;

“michuauhatolli” o atole de semillas de amaranto;

“tlatonilatolli” con chile seco en polvo y epazote;

“tlaxcalatolli”, elaborado con las migas de tortillas gruesas cocidas;

“olloatolli”, preparado con maíz y olotes quemados;

“quauhnexatolli” con ceniza de árboles;

“izquiatolli”, con maíz tostado,

“hoauhatolli” (uauhatolli), elaborado con semillas rojas de amaranto,

«atolli ayohhuachpani» atole adornado con semillas de calabaza

Por cierto, talvez te pueda interesarr nuestro post sobre 11 Moles prehispánicos, pulsa para conocerlos.

Hoy día, la preparación de los atoles se ha diversificado ampliamente, integrando a sus ingredientes básicos, pulpa y/o jugos de frutas o bayas, así como especias para darle sabor y olor; semillas molidas y raíces martajadas. Mediante el proceso de mezclas se elabora una gran variedad de atoles como los de tamarindo, capulín , coyol, ajonjolí, camote, vainilla, guayaba, naranja, canela, etc.

Para preparar un buen atole se requiere de una buena olla de barro que, de preferencia se utilice solo para ello. También se necesita una cuchara de madera o removedor ya que la preparación del atole implica mover constantemente para que no se queme o se pegue en el fondo de la olla.

A grandes rasgos, el maíz se lava y se quiebra, se muele en el metate o molino, después se deja remojar durante 24 horas al día siguiente se escurre y se muele una vez más y luego se mezcla con agua y se cocina en la olla, agregando las especias o frutas y moviendo constantemente con la cuchara de madera.

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes consultadas:

Arias González, J., De lo que comían los tlatoque: una interpretación etnohistórica dentro del Códice Florentino y su comparación con la Historia general de las cosas de la Nueva España, Tesis de Maestría en Historia y Etnohistoria, ENAH, 2006, p. 67. – Hernández, Francisco, Obras completas, t. II, Historia natural de Nueva España, vol. I, México, UNAM, 1959, pp. 290-292. – Sahagún, Fray Bernardino de, Historia general de las cosas de Nueva España, México, Porrúa, 2006, p. 561. – Toriz, M. La fiesta prehispánica: un espectáculo teatral, México, INBA/CITRU, 2002, p. 143. – Conaculta.

Visita Larousse Cocina

 

No te pierdas nuestras publicaciones:


Escribe tu correo: