El cempasúchil  (cempoalxochitl en lengua nahuatl)– la flor de la hospitalidad — , flor de los 400 pétalos, de las 400 vidas o de las veinte flores, formaba parte imprescindible de los cultos religiosos de los antiguos mexicanos.

Los primeros europeos en pisar estas tierras se sorprendieron cuando vieron la cantidad de flores frescas que eran traídas diariamente a la Gran Tenochtitlan para la ornamentación de templos y para uso personal de los Señores, ya que la flor imperial cempoalxochitl, era utilizada para sus rituales, pues las flores contaban como símbolo de grandeza.

La domesticación milenaria realizada por grupos originarios mesoamericanos ha dado lugar a una de las flores de mayor consumo en México, pues aparte de su conocido uso ornamental en altares de muertos, tiene un alto contenido de carotenoides, principalmente luteina.  Los carotenoides tienen propiedades medicinales relacionadas principalmente con la prevención de enfermedades oculares asociadas con la edad, como las cataratas. El estudio de los carotenoides en la prevención de enfermedades ha resultado ser de gran interés para la comunidad científica internacional.

Por otra parte, el mercado actual de pigmentos para la industria alimentaria (sopas, pastas, margarina, bebidas y algunos fármacos ), le ha dado un lugar importante en la industria alimentaria a nivel mundial, por esa razón México es líder en la exportación de la flor de los 400 pétalos.


Según hemos constatado, en avicultura se utiliza una oleoresina hecha a partir de cempasúchil, para la fabricación de alimento para aves, lo que le da el color característico a la piel de pollo, haciéndola mas atractiva. Así mismo, este pigmento se utiliza  para dar un color uniforme a los huevos de gallina y darles mejor presentación para su comercialización.

La flor de muertos tiene usos medicinales conocidos en la herbolaria mexicana; dolor de estómago, cólicos, afecciones hepáticas, dolor de muelas , etc. Así como enfermedades respiratorias, como tos, gripe, fiebre y bronquitis. Sus raíces y semillas tienen efectos laxantes, vermífugos estimulante y sudoríficos Enfermedades nerviosas, afecciones del utero, inapetencia, reumas, por mencionar algunos.

Ingredientes para la receta:

12 flores de cempasúchitl
Medio kilo de jitomate
Un poco de manteca de cerdo o aceite vegetal.
Una cebolla picada.
Agua o caldo de pollo al gusto.
Un diente de ajo y sal.

Rinde 6-8 porciones.

Manera de hacerla: 

Hacer una salsa con los jitomates, la cebolla y el ajo, freirla. Agregar agua o caldo de pollo y cuando ya este hirviendo se agregan los pétalos de cempasúchitl, sazona y listo.

IMPORTANTE : No cocinar  demasiado los pétalos porque amargan (se agregan frescos y se dejan cocer apenitas). Si lo deseas le puedes  agregar un poco de crema, o queso fresco para decorar. Si agregas bastante crema, no olvides rectificar la sazón.

 

 

 

 

 

 

 

Créditos:

La receta es del libro Delicias vegetarianas de México de Gloria Cardona .

Foto de portada: stvpuebla.com

Publicación original:  deliciasprehispanicas.blogspot.mx

No te pierdas nuestras publicaciones:


Escribe tu correo:

¡Síguenos en Redes Sociales!