Archivo de la categoría: Recetas

E-Book «Recetario sinaloense de platillos tradicionales a base de PITAYA» en pdf

Share

Los usos gastronómicos de la pitaya son muy diversos: es insumo natural para elaborar tortillas, panes, galletas, repostería fina, mermeladas, jaleas, dulces, aderezos para ensaladas, helados, nieve, paletas, agua fresca, licores, cerveza. Toda esta variedad de preparaciones encierran un abanico de deliciosos sabores, intensos colores y aromas que bien pudieran estar en los menús de los más exclusivos restaurantes de México y Sinaloa. En el extranjero se consume con fines medicinales y en algunos países europeos es un platillo exótico solo para gourmets.

Este recetario que reúne distintas formas y procedimientos para el manejo gastronómico de la pitaya, es una contribución de la Lic. Delia Moraila Moya, Directora General del Instituto de Ciencias y Artes Gastronómicas, quien además ocupa el cargo de Secretaria del Conservatorio y participa activamente en la muestra gastronómica de la Fiesta de la Pitaya.

DESCARGA el recetario pulsando en ESTA FRASE.

53 Recetas tradicionales con QUELITES: Descarga el «Recetario Sabores y Saberes».

Share

Quelites Abrojos, que también son dolores y penas, se llama en España a las malas yerbas que crecen en los sembradíos. En Argentina y Chile le dicen yuyos a las matitas silvestres, y la expresión es cariñosa. En México a las plantas que nacen espontáneamente en la milpa les llamamos quelites, que es un término entrañable porque los abrojos estorban y quizá los yuyos adornen pero los quelites alimentan. Los abrojos son dolores y penas porque incordian a los monocultivos.

La milpa es otra cosa. La milpa es diversidad entreverada y las plantas silvestres que ahí se avecindan son casi siempre bienvenidas. A los quelites, del náhuatl quilitl, que significa verdura, pues quiltic es verde, se les llama también quintoniles o quiltoniles, que, según mi Diccionario de mexicanismos, vendría de quilitl y tonile, que quiere decir calentado por el sol. En cambio el Nuevo cocinero mexicano en forma de diccionario, de 1854, dice que viene de quiltictliltic, que significa verde y negro, por el doble  color de las hojas de algunos quelites. Más prolijo, el Nuevo cocinero añade que se aplicaba principalmente al quilhuaqui, o yerba enjuta, y agrega que de ahí sale quilmulli, que es guisado de yerbas, y también clemole que usamos malamente para designar guisados de chile colorado.

A saber. Pero lo importante de todo esto es que los quelites se comen. No creo que haya sopa de abrojos ni de yuyos, pero sí de quintoniles. El mentado Nuevo cocinero añade que “Los quelites salen más sabrosos si después de cocidos y fritos se les añaden pedazos de chile ancho. Sirven también los quelites para rellenar pescados, aves, quesadillas, peneques y envueltos”. Ya continuación da un par de recetas.

Suplemento informativo de La Jornada del Campo.
18 de noviembre de 2017 • Número 122 • Año X

Cincuenta y tres recetas de la cocina tradicional mexicana, compartidas por cocineras, productoras, compradoras y vendedoras de quelites de Atlautla, Juchitepec, Ozumba y Tepetlixpa, nos ofrece el recetario Quelites: sabores y saberes del sureste del Estado de México, que próximamente publicará la
UNAM. Además de las recetas de los distintos platillos, conoceremos el valor nutrimental de cada uno de ellos, junto con las propiedades y las características de los quelites que se emplean en su elaboración. Esta información resulta fundamental para todos los que buscamos comer bien para vivir mejor: público en general y profesionales de la nutrición y dietas balanceadas.

LOS 22 QUELITES QUE SE INCLUYEN EN ESTAS RECETAS SON:

1. Alaches o violetas de campo
2. Atenquelites
3. Malvas
4. Quintoniles
5. Huauzontles
6. Chivitos
7. Jaramao
8. Cogollos o cogollitos de colorín
9. Hojas de rábano
10. Flores de calabaza
11. Flores de chilacayote
12. Flores de colorín (chompantle)
13. Flores de maguey
14. Guías de chayote
15. Hojas tiernas de aguacate
16. Huauquelite
17. Quelites de huauzontle
18. Quelites cenizos
19. Tepiasmole (pipiamol)
20. Guaxmole
21. Guaje
22 Verdolagas

Pulsa en esta frase para descargar el recetario. 

http://www.ibiologia.unam.mx/barra/publicaciones/Recetario%20final-3.pdf

Pulsa en esta frase para descargar el Suplemento informativo de La Jornada del Campo. 

https://www.jornada.com.mx/2017/11/18/Images/delcampo122.pdf

 

 

CALDOS con quelites, flores y hongos; 3 recetas tradicionales Matlatzincas del Estado de México

Share

Estas recetas forman parte de la cultura y prácticas alimentarias tradicionales en la comunidad de San Francisco Oxtotilpan, en el Estado de México, perteneciente al municipio de Temascaltepec,  hogar de la comunidad Matlatzinca. Pueblo con historia cuyas raíces datan del periodo prehispánico, que permite la posibilidad de ponerle un alto al tiempo para ver, oler, escuchar e incluso comer como lo hacían sus primeros habitantes.

Estas recetas no son propiamente prehispánicas, pero la mayor parte de los ingredientes si lo son, nosotros queremos promover su consumo por medio de las usos y costumbres tradicionales.

3 recetas tradicionales Matlatzincas:

1.- CALDO DE HIERBAS (quelites)

Ingredientes

– 500 gramos de hierbas de monte
quelites tiernos (jmuxichu)
malba (jejiabi)
berros (ts’ats’i)
chibatitos (xubatoti)
– Cebolla
– Agua la necesaria
– Sal al gusto

Preparación

– Poner a hervir agua con cebolla fileteada
– Una vez que el agua hierva agregar las hierbas y dejarlas hervir solo durante dos minutos para evitar que las hierbas pierdan su color y sabor intenso.
– Agregar sal y rectificar el sabor.

 

2.- CALDO DE FLOR DE CHILACAYOTE

Ingredientes

– 500 gramos de Flor de chilacayote
– ½ Cebolla
– 4 piezas de chile verde
– Una cucharada sopera de manteca
– Sal al gusto
– 1 ½ litros de caldo de pollo

Preparación

– Limpiar las flores de chilacayote eliminando el estambre del centro de la flor.
– Rebanar la cebolla y agregar a una cazuela con un poco de manteca y freír hasta que la cebolla se ponga transparente.
– Cortar los chiles a lo largo, desvenar y agregar a la cebolla de la cazuela.
– Incorporar las flores lavadas y cortadas por la mitad hasta que suden un poco y suelten un poco de agua.
– Agregar el caldo de pollo y dejar que hierva

 

3.- CALDO DE HONGOS DEL MONTE

Ingredientes

– 1 ½ kilo de hongos del monte
– gachupín (chjoobootaa)
– pariente (chjoojuki)
– clavito (chjoojnechi)
– tecomate (chjoots’umo)
– panza (chjoopaari)
– trompeta (chjooboju)
– tejamanil (chjooinsaa)
– escobetilla (chjootasegui)
– sacaron (chjoonuxi)
– enchilados (chjoochimi)
– azúl (chjootinta)
– pieza de cebolla

Preparación

– Filetear la cebolla y agregar a una cazuela con un poco de manteca hasta que se transparente un poco.
– Cortar los chiles a lo largo y agregar a la cazuela junto con la cebolla.
– Lavar y cortar los diferentes tipos de hongos, agregar a la cazuela y esperar a que suelten un poco de agua.
– Incorporar cantidad suficiente de agua y rectificar el sabor con un poco de sal.
– Arroje una rama de epazote y espere a que el caldo hierva.
– Rectificar sabor y agregar sal.

 

Fuente: Recetas gastronómicas de San Francisco Oxtotilpan:  Usos, costumbres y métodos de preparación.
Rubén Granados Flores, Carlos Pérez Ramírez

Foto de Portada elociosourbano.com.mx

 

 

 

Descarga el «Recetario MAYA de Campeche» Cocina Indígena y Popular, No. 72

Share

Prólogo
Cesia Esther Chuc Uc

La mujer maya portadora de elementos culturales valiosos que han mantenido la identidad y la cohesión del pueblo maya presenta este Recetario maya de Campeche que reúne las comidas tradicionales que consume la familia indígena, elaboradas con productos naturales que se cultivan en las milpas, origen que le da un sentido muy profundo en armonía con la naturaleza; de ahí que para tomar los frutos de estos lugares se realiza una ceremonia para pedir permiso a los guardianes del monte (aluxo’ob).

El pensamiento indígena no destruye por el hecho de tener toda la capacidad para hacerlo, sino que primero está el respeto a la madre tierra que nos da el sustento. En este trabajo, estimado lector, usted encontrará recetas que un grupo de mujeres indígenas de la comunidad de Dzitbalché, municipio de Calkiní, Campeche, registraron para las generaciones futuras, ya que con el avance de la modernidad, la cultura sufre cambios y en éstos se pierden conocimientos, aportaciones que le dan fuerza a la cultura indígena.

También encontrará términos que se utilizan a nivel peninsular y forman parte del lenguaje cotidiano de indígenas y mestizos como es el caso del k’ol, utilizado en muchas comidas, es una especie de atole de masa que se le agrega a ciertos caldos para una consistencia espesa; también está el pi, un horno que se hace en la tierra en donde los indígenas cuecen los animales cazados en el monte, así encontrará el “pi de tuza” o el “pi de tejón”. También está el término de “pepita molida”, son las semillas de la calabaza que se tuestan en el comal y se muelen con un molino manual.

En pocas palabras, este trabajo revela el conocimiento de una cultura viva y descubre el valor que los mayas le dan a esta naturaleza tan olvidada.

¡Enhorabuena! ¡Buen provecho!’

Primera edición en Cocina Indígena y Popular, 2016

Producción: Secretaría de Cultura
Dirección General de Culturas Populares

Recetario maya de Campeche
© 2016 Sofía May Dzib †

Título original: Recetario indígena

Coordinación de la colección:

Mauricio Antonio Avila Serratos
Rodolfo Candelas Castañeda

D.R. © 2016 de la presente edición
Dirección General de Culturas Populares

Pulsa en esta frase para descargar el libro.