Origen de la palabra COCOL y su receta.

Origen de la palabra COCOL y su receta.


Tu también «quieres tu cocoooooooooooool ?  «… ah pues aquí lo tienes, disfrútalo!

El panadero comienza siempre de madrugada…  

Cuando amanece el día, salen calientitas vistosas piezas de pan con formas y sabores variados. Poco a poco, van saliendo del horno las charolas con diversos panes como conchas, cocoles, donas, orejas, panqués, cochinitos, ojaldres, campechanas, banderillas y una extensa gama de piezas de ricos olores que despiertan y alegran nuestras mañanas… ya  en casa  o en la calle los saboreamos acompañados de un espeso y humeante chocolate, un champurrado o bien de un aromático café o un rico atole, sobretodo en esas frías mañanas de invierno.  

Anales de Cuauhtitlan
Anales de Cuauhtitlan

Existen versiones que indican que la palabra cocol, viene de cocolli  lo cual es completamente falso ya que cocolli  en náhuatl significa riña o enojo. De ahí viene que si te dan un «cocolazo» o un «fregadazo» pues es un golpe con enojo.

El autor de este blog piensa que la palabra cocol es una palabra 100% náhuatl, es decir, no es una derivación de otra, sino que es simplemente lo que es: COCOL. Su significado es parecido al del apapacho. Pues en diccionarios de lengua nahuatl se encuentra la palabra Cocol como un llamado afectuoso, es como decir «querido (a)» … por lo tanto podríamos traducir «quiero mi cocol» como «quiero mi cariño» ese rico panecillo que me alegra el corazón, panecillo querido…  🙂

Y es que, por ejemplo en la forma posesiva «nococol» significa «querido mío»

Collicocol, querido abuelo.

Cocol telpoyotl, querido servidor.


Nimococol, soy a ti encomendado, para servirte.

Así pues, aquellos que nos «sirven», o nos cuidan, nos están dando cariño… Por eso a la nana, al abuelo o a la hermana mayor, a tu novia o a tu madre y hasta al perro le puedes decir «cocol»  porque son como ese pedacito de pan, tan querido … ese que te alegra el corazón! … y te da su cariño…

 

RECETA:

Ingredientes:

− 2 kg de harina que rinden para 40 cocoles.
− 50 g de levadura de pasta si trabajan en clima caliente, y dupliquen esta cantidad si trabajan en clima frío.
− 10 g de sal.
− 400 g de azúcar.
− 200 g de manteca vegetal.
− 1 cucharada sopera de anís molido.
− 50 g de ajonjolí.
− 2 huevos para barnizar los cocoles.
− 1 litro de agua hervida y fría.
− 30 g de harina para polvear el tablero.
− 50 g de manteca para untar las charolas.

PROCEDIMIENTO: 

1. Primero laven sus manos con agua y jabón.

2. Formen una fuente en el tablero con la harina.

3. Coloquen en medio de la fuente la levadura, la sal, el azúcar, el anís y la manteca.


4. Agreguen ¾ de litro de agua al centro de la fuente.

5. Mezclen los ingredientes que colocaron al centro de la fuente.

6. Engrasen las manos con manteca y empiecen a mezclar la harina con los otros ingredientes.

7. Amasen o tallen la masa hasta que despegue del tablero.

8. Formen una bola con la masa y engrásenla.

9. Cubran la masa con una servilleta o manta y dejen reposar durante 30 minutos en clima templado o un poco más si es clima frío.

Elaboración de los cocoles:


10. Dividan la masa en 4 partes iguales.

11. Dividan cada parte en 10 pedazos para obtener un total de 40 piezas.

12. Boleen las piezas sobre el tablero sin dejar de apretar la masa.

13. Polveen el tablero con harina.

14. Coloquen las 40 piezas sobre el tablero enharinado y déjenlas reposar durante 5 minutos.

15. Engrasen las charolas con manteca.

16. Extiendan con el palote las piezas de masa en forma de rombo y colóquenlas en las charolas.

17. Batan los 2 huevos en un recipiente para obtener el barniz de los cocoles.

18. Barnicen los cocoles con la ayuda de la brocha.

19. Coloquen el ajonjolí en la parte superior de los cocoles.


Horneado de los cocoles

20. Para hornear los cocoles se requiere una temperatura de 200° o calor fuerte en horno de tabique o calabacero.

21. Coloquen la pala en la entrada del horno, metan las charolas del lado contrario donde se prendió el fuego y dejen cocer los cocoles durante 10 minutos.

22. Revisen el pan a los 5 minutos y giren las charolas al lado contrario para que los cocoles se horneen parejo.

23. Saquen el pan a los 10 minutos con ayuda de los trapos cuando tenga un color café obscuro o esté bien cocido.


24. Dejen enfriar los cocoles.

25. Coloquen los cocoles en charolas limpias.

 

 

 

 

 

 

 

Fotografia tomada del blog nuestropandulce.blogspot.mx 

Fuentes consultadas: Los Anales de Cuauhtitlan. Receta: Colección Saber más sobre Panadería económica.