PDF – Como se leen los Glifos en Náhuatl y Español

PDF – Como se leen los Glifos en Náhuatl y Español

Aportaciones de nuestros seguidores via facebook:

“La parte roja de la palabra indica la raíz de la misma, por ejemplo con TOLLIN (se pronuncia Tolin) la raíz es TOL y esta se puede tomar para formar otras palabras como TOLLAN (lugar de Tules, de donde viene el nombre Tula) o TOLTECA[TL]. La doble L siempre se pronuncia como una (no como Y) y sirve para marcar la longitud vocálica.

Aquí hay un estudio que realizaron Alfonso Lacadena y otros autores sobre la escritura náhuatl y su posible funcionamiento. Guillermo Ek Muyal

“Algunos nombres en Guatemala: Tolimán (Tollin), Suchitepéquez (Shochitl), Sacatepéquez (Sakatl), Olintepeque (Olin), Atitlán (Atl), fueron nombres que los mexicas les colocaron”. Alvaro Lux

Guia, Manual y Recetario del Chile Chiapaneco, sus Salsas y Chiles

Guia, Manual y Recetario del Chile Chiapaneco, sus Salsas y Chiles

El 27 de Noviembre, en el marco de conferencias  del 3er. Foro Mundial de Gastronomía Mexicana, presentadas en el CENART, Francisco Mayorga Mayorga, investigador gastronómico mexicano,  presentó su libro “Guia, Manual y Recetario del Chile Chiapaneco, sus Salsas y Chiles”  el cual está en etapa final de impresión.

Además de recetas,  el libro aborda temas nutricionales. Sin duda una gran aportación al repertorio de libros y recetarios de investigacion de la gastronomía mexicana.

Podrás conseguirlo próximamente en librerías de prestigio en todo el país.

 

Receta: Molotes de carne con plátano macho.

Receta: Molotes de carne con plátano macho.

Los Molotes son uno de esos antojitos de Puebla ( y estados circunvecinos) que son irresistibles, se trata de una tortilla de masa de maíz de aproximadamente 30 cm de diámetro por 40 de largo, rellena de diversos guisados y frita en aceite, tradicional para consumirse en la tarde y noche.

Lo mejor siempre es probarlos ya sea en el mercado, en puestos de la calle o inclusive en alguno de los restaurantes de La Ciudad de Puebla de los Ángeles. Si vas por ahí te recomendamos hospedarte en los Hoteles City Express, una cadena de hoteles nuevos a costos muy accesibles y que están ofreciendo descuentos increíbles y una oferta especial si reservas online ahora mismo! pulsa en ESTE ENLACE y lánzate a la aventura.

 

Ingredientes para 6 personas. 

• 1/2 kg de falda de res cocida y picada

• Queso fresco rallado (90 g)

• 3 plátanos machos maduros bien cocidos, escurridos y pasados por un prensapapas (650g)

• 1/2 kg de masa de maíz

• 1 papa grande cocida en cuadritos (270 g)

• 100 g de harina de trigo

• 3 jitomates (uno picado y dos asados) (480 g)

• 3/4 de taza de chícharos cocidos (125 g)

• 1 zanahoria grande cocida en cuadritos (120 g)

• 1/2 cebolla (la mitad picada y la mitad asada) (120 g)

• 18 aceitunas deshuesadas y picadas (50 g)

• 35 g de pasas • 3 ramas de cilantro (15 g)

• 2 chiles serranos hervidos (8 g)

• 2 dientes de ajo uno finamente picado y otro asado (4 g)

• Aceite para freir (95 ml)

• 3 cucharadas de aceite (30 ml)

• Una pizca de canela en polvo

• Sal y pimienta al gusto

 

Aporte nutrimental (por ración):

• Kilocalorías 741

• Proteínas 30 g Grasas 28 g

• Colesterol 37 mg

• Fibra dietética 7 g

 

Preparación:

1 Para hacer el relleno:

En una sartén, calienta dos cucharadas de aceite y acitrona la cebolla y el ajo picados. Incorpora la carne y fríe ligeramente.

2 Agrega el jitomate picado, las papas, chícharos y zanahorias. Salpimienta, tapa y deja a fuego bajo hasta que el guiso se vea más jugoso.

3 Añade las aceitunas, pasas y una pizca de canela. Revuelve y continúa guisando a fuego bajo y tapado hasta que sazone.

4 Muele los jitomates, cebolla y ajo asados, junto con los chiles serranos y el cilantro. Cuela y sofríe la salsa con una cucharada de aceite, sazona con sal al gusto.

5 Prepara la masa mezclándola con el plátano, integra la harina poco a poco. Si es necesario agrega una o dos cucharadas de agua. Añade sal al gusto. Amasa dentro de un bol hasta que se integren muy bien todos los ingredientes.

6 Divide la masa y el relleno en 18 porciones para que los molotes queden iguales. Coloca cada porción de masa entre dos plásticos y aplasta con una prensadora de tortillas.

7 Rellena con la carne y cierra juntando el borde de la tortilla (trabajando sobre el plástico para que no se te pegue en las manos), luego oprime la unión (sobre el plástico) para bajar el borde, debe quedar como un pequeño bolillo. Sella perfectamente los empates para evitar que el relleno se salga.

8 Fríe en abundante aceite cuidando que el este no esté demasiado caliente para evitar que se doren muy rápido por fuera y estén crudas por dentro. Escurre sobre papel absorbente.

9 Sírvelos calientes bañados con la salsa verde o roja y espolvoreados con el queso rallado.

 

 

 

 

 

Fuente: Platillo Sabio Profeco de la revistadelconsumidor.gob.mx

Origen de la palabra COCOL y su receta.

Origen de la palabra COCOL y su receta.

Tu también “quieres tu cocoooooooooooool ?  “… ah pues aquí lo tienes, disfrútalo!

El panadero comienza siempre de madrugada…  

Cuando amanece el día, salen calientitas vistosas piezas de pan con formas y sabores variados. Poco a poco, van saliendo del horno las charolas con diversos panes como conchas, cocoles, donas, orejas, panqués, cochinitos, ojaldres, campechanas, banderillas y una extensa gama de piezas de ricos olores que despiertan y alegran nuestras mañanas… ya  en casa  o en la calle los saboreamos acompañados de un espeso y humeante chocolate, un champurrado o bien de un aromático café o un rico atole, sobretodo en esas frías mañanas de invierno.  

Anales de Cuauhtitlan

Anales de Cuauhtitlan

Existen versiones que indican que la palabra cocol, viene de cocolli  lo cual es completamente falso ya que cocolli  en náhuatl significa riña o enojo. De ahí viene que si te dan un “cocolazo” o un “fregadazo” pues es un golpe con enojo.

El autor de este blog piensa que la palabra cocol es una palabra 100% náhuatl, es decir, no es una derivación de otra, sino que es simplemente lo que es: COCOL. Su significado es parecido al del apapacho. Pues en diccionarios de lengua nahuatl se encuentra la palabra Cocol como un llamado afectuoso, es como decir “querido (a)” … por lo tanto podríamos traducir “quiero mi cocol” como “quiero mi cariño” ese rico panecillo que me alegra el corazón, panecillo querido…  🙂

Y es que, por ejemplo en la forma posesiva “nococol” significa “querido mío”

Collicocol, querido abuelo.

Cocol telpoyotl, querido servidor.

Nimococol, soy a ti encomendado, para servirte.

Así pues, aquellos que nos “sirven”, o nos cuidan, nos están dando cariño… Por eso a la nana, al abuelo o a la hermana mayor, a tu novia o a tu madre y hasta al perro le puedes decir “cocol”  porque son como ese pedacito de pan, tan querido … ese que te alegra el corazón! … y te da su cariño…

 

3 RECETAS: 

Puedes descargar una receta en el documento pdf de Colección Saber más sobre Panadería económica. así como en el  Blog Gabriela Clavo y Canela, y en Panadis 

 

 

 

 

 

Escrito por:

Francisco Pérez.

Fotografia tomada del blog nuestropandulce.blogspot.mx 

Fuentes consultadas: Los Anales de Cuauhtitlan.

PDF – Recetario de Cocina Mexicana para Diabéticos. Edición bilingue.

PDF – Recetario de Cocina Mexicana para Diabéticos. Edición bilingue.

Si bien el presente recetario no es de recetas tradicionalmente mexicanas, se trata de una buena propuesta para las personas que sufren de esta enfermedad.

Localizado en Seattle, Washington, el Centro de Investigaciones de Cáncer de Fred Hutchinson fue fundado por el Dr. William Hutchinson en honor a su hermano, Fred, quien fue beisbolista y manejador de un equipo profesional de béisbol. Fred murió de cáncer del pulmón a los 45 años de edad.

EI Centro Hutchinson es una institución de investigaciones científicas independiente, no lucrativa, dedicada a eliminar el cáncer como causa de sufrimiento y muertes humanas.

Este libro de recetas (bilingüe español / ingles) fue posible gracias a una beca del Centro Nacional de Salud para las Minorías y Disparidades de Salud.

Betty Thompson, PhD, Investigadora Principal

Gloria Coronado, PhD, Investigadora

Ruby Godina, Directora Editorial

Katarzyna Alderman, Informacion de Nutricion y Preparacion de Comida

Norma Mariscal; Veronica Castillo, Asistencia Editorial

Clayton Hibbert, Diseno Creativo

Philip Meadows, Fotografia

Un agradecimiento especial para el Centro para Promover la Salud Hispana del Centro de Investigaciones de Cáncer de Fred Hutchinson y a la gente del Valle de Yakima quien inspiró este libro de recetas.

La información de nutrición fue calculada usando el Sistema de Nutrición para Investigaciones de NCC, Universidad de Minnesota. Intercambios Diabéticos fueron calculados usando la Lista de intercambios para Planificación de Comida de la Asociación Americana de la Diabetes.

Puedes pulsar ya mismo aquí para descargar el recetario.

Siguenos en Facebook  @ Cultura y Delicias Prehispánicas . Gracias!

Origen de la palabra CHINGAR.

Origen de la palabra CHINGAR.

Algunos pensadores afirman que la palabra chingar viene del náhuatl y otros que es un préstamo de lenguas extranjeras y que llegó a México junto con las migraciones del siglo XVI. Nuestra palabra (chingar) expresa una forma de ser, un sentimiento, una idea en que la sociedad misma reconoce su propio ideal. La palabra chingar, se dice, fue legada por migrantes que llegaron a nuestro país e identifica hoy a los mexicanos: conocerla y usarla es una manera de afirmar nuestra mexicanidad.

Es nuestra palabra y  es resumen de la historia:  una contribución importante al acervo cultural de México.  Decía Octavio Paz que el verbo chingar denota violencia, salir de sí mismo, y penetrar por la fuerza en otro, violar, destruir….   Sin embargo su significado es cuasi ilimitado según la frase o situación, acentuación, entonación, etc….

Origen de la palabra.

Darío Rubio alude a una voz náhuatl: el sustantivo xinachtli, que significa  “semilla de hortaliza, es la propuesta etimológica para la palabra chingaste, el residuo que queda en el fondo de un vaso. Más tarde, Octavio Paz cita a Darío Rubio sugiriendo así un origen náhuatl. Sin embargo la palabra xinachtli realmente no explica el origen del verbo chingar.

Según Juan Corominas y José A. Pascual la palabra viene del gitano “cingarar” que significa “pelear” y es de origen indico, pero se mezcló con una palabra nativa de América y dio por resultado NUESTRO vocablo nacional por excelencia.

En el estado de Veracruz, a principios del siglo XVII, no sólo tenían lugar bailes africanos, sino que también se conspiraba en una lengua bantú: fue la lengua de Angola la que influyó las hibridaciones de las que hablábamos antes. Kuxinga y Muyinga son dos vocablos africanos, vienen de la lengua kimbundu. El primero es a la vez verbo y sustantivo. Kuxinga que en una de sus múltiples acepciones quiere decir “injuriar o descomponer, como verbo; como sustantivo, significa descompostura; es el destruir al que alude Paz. 

Por su parte, la palabra muxinga (de origen africano) significa  cuerda y vara delgada”. Con las fibras de este arbusto se fabrican palos, cuerdas y escobas, algunos de estos objetos  pueden servir como instrumentos punitivos; por consiguiente muxinga significa también látigo, flagelo y por contigüidad, latigazo, expresión de la agresión física que puede suponer también agresión moral…

En fin que en África, también se le considera “mala palabra” porque la cólera es quemante, y en México su sentido básico siempre fue de agresión, así lo dijo el Premio Nobel de Literatura, Octavio Paz:

Las malas palabras hierven en nuestro interior, como hierven nuestro sentimiento. Cuando salen, lo hacen brusca y brutalmente, en forma de alarido, de reto, de ofensa

Ah chinga, qué culpa tiene la madre?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Créditos:

Basado en el artículo original “El verbo chingar: una palabra clave” Escrito por don Rolando Antonio Pérez Fernández.

Escuela Nacional de Música. Universidad Nacional Autónoma de México

 

Hablando del tiburón y el cazón en México.

Hablando del tiburón y el cazón en México.

Los tiburones, cazones y mantarrayas pertenecen al grupo de los elasmobranquios (peces cartilaginosos) pues carecen de esqueleto. En el caso del tiburón,  los músculos están fuertemente unidos a la piel. No presentan “vejiga natatoria” pues el principal órgano que interviene en su flotación es el hígado, el cual está saturado de aceite. Su aparato respiratorio está formado por las branquias, localizadas a los lados de la cabeza, las cuales son primitivas; por ellas pasa el agua que lleva el oxígeno. Por esta razón, los tiburones tienen que estar en constante movimiento, para asegurar que no deje de circular el agua a través de sus branquias y así evitar morir asfixiados.

Entre 250 y 300 especies de tiburones  habitan los mares de todo el planeta en la zona entre el trópico de Cáncer y el de Capricornio, siendo excepcionales las especies de agua dulce, como Carcharhinus nicaraguensis que habita en el Lago de Nicaragua y que es una de las más feroces.

Diferencias

Según su tamaño, en algunos países se les llama “tiburones” a los que tienen una talla mayor a metro y medio y “cazones” a los que miden menos; sin embargo, este nombre se aplica para las especies Mustelus californicus, Mustelus lunulatus, también llamadas “tiburón mamón”, y Rhizoprionodon terranovae o “cazón de ley”. También a las crías de los tiburones se las conoce como “cazones” y  su carne es muy apreciada por su sabor suave.

La famosa glucosamina. 

El cartílago de tiburón comercial está compuesto principalmente de sulfato de condroitina, que se utiliza para la fabricación de glucosamina y otros productos. Aunque la condroitina y la glucosamina han sido ampliamente estudiados para la osteoartritis, hay una falta de evidencia que apoye su efectividad. El cartílago de tiburón también contiene calcio.

“Bacalao del País”

En México, la carne de tiburón o cazón se vende fresca o seca, esta última es conocida como “bacalao del país”  y generalmente se utiliza carne de tiburones de mayor talla, teniendo gran demanda como sustituto del bacalao auténtico. La cocción del hígado de tiburón produce un aceite de gran calidad, rico en vitaminas A y D. que también contiene Squalamina un tipo de esteroide que resulta ser un antibiótico de amplio espectro con una potente actividad bactericida. Otros extractos del hígado de tiburón contienen sustancias activas como por ejemplo los alkoglyceroles que, se ha demostrado tienen algún beneficio en la regresión del crecimiento de tumores.

Según la SAGARPA, las especies de tiburón que mayormente se capturan en el Golfo de México y Mar Caribe son el cazón de ley (Rhizoprionodon terraenovae), cazón pech (Sphyrna tiburo), tiburón puntas negras (Carcharhinus limbatus), cazón limón (Carcharhinus acronotus), tiburón martillo (Sphyrna lewini), tiburón toro (Carcharhinus leucas), tiburón sedoso (Carcharhinus falciformis), tiburón poroso (Carcharhinus porosus) y tiburón curro (Carcharhinus brevipinna). La especie Rhizoprionodon terraenovae es la más significativa en el Golfo de México y Mar Caribe y la Sphyrna tiburo lo es para las costas de Tabasco, Campeche y Yucatán.

Toxicidad.

La sangre de tiburón contiene urea, la cual se convierte rápidamente en amonio cuando el animal muere. Esta sustancia da un sabor fuerte desagradable y tóxico (en altas concentraciones) a su carne, por esta razón conviene desangrarlo lo más rápidamente posible; costumbre usual entre los pescadores. Sumergir la carne en una solución ácida ligera ( jugo de limón o vinagre ) puede ayudar a remover hasta un 90 % de la urea. La concentración de urea varía de una especie a otra y es más baja en tiburones de talla pequeña como el cazón, razón por la cual su carne es preferida en la gastronomía mundial.

 

 

 

 

 

 

 

 

Escrito por Paco Perez.

Fotografia (C) Paul A. Selvaggio via SAGARPA.

Fuentes consultadas:

The Shark utilization, escrito por John A. Musick, Virginia Institute of Marine Science

Un tiburón toro en los jeroglíficos.

Un tiburón toro en los jeroglíficos.

En 1593, Motolinia navegó por el río Papaloapan en el estado de Veracruz,  y en su obra describió que en ríos y esteros había “mucho pescado y bueno” y “suben por el tiburones”. La pesca la hacían los indios utilizando canoas, arpones y redes…

“En la cosmovisión azteca, Cipactli era una voraz, primitiva y monstruosa criatura marina, mitad cocodrilo y mitad pez, también bisexual. Con el cuerpo de Cipactli los dioses crearon la Tierra. Así cuando se vieron en la necesidad de dar forma al mundo, un espacio, un suelo, se decidió que Cipactli se partiría por la mitad: una mitad sobre la otra, obteniendo cielo y tierra. Pero no había lugar para el hombre, entonces con dos árboles se erigieron entre medias un espacio que separaba las dos mitades. Así entre nueve cuerpos por arriba, chicnauhtopa, “los nueve que están sobre nosotros”, y otros nueve abajo, chicnauhmictlan, “los nueve mundos de los muertos” la mitología situaba la vida del hombre.”

CIPACTLI-MUTILADO LA CREACION

Esta imagen muestra cómo Tezcatlipoca tienta a Cipactli “ el Monstruo de la Tierra ” a subir a la superficie de las grandes aguas utilizando su pie como carnada. Al tragar su  pierna, Cipactli perdió su mandíbula inferior. Horriblemente mutilado, fue incapaz de sumergirse de nuevo y así  la tierra fue creada de su cuerpo. ”

Códice Fejérváry-Mayer

 

 

 

 

Cerca del río Papaloapan, Ver., en la localidad de la Mojarra, municipio de Alvarado, se localiza un sitio ceremonial enclavado en lo que fue una zonade manglar del río Acula. Aquí, en 1986 fue encontrada una estela monolítica (estela de la Mojarra, dibujo izq.) con uno de los registros escritos más antiguos de Mesoamérica  y que tiene grabadas dos fechas conmemorativas: 21 de mayo de 143 y 13 de julio de 156 d.C., además de un largo texto que describe rituales de sacrificio y las hazañas del Señor de la Montaña y de la Siembra, personaje bellamente tallado en su superficie. El tocado de este gobernante está cubierto de símbolos de poder y es claramente visible la figura estilizada de un tiburón-toro o  cazón.

ESTELA La Mojarra

Imagen de la Estela de la Mojarra, según Justeson y Kauffman.

 

 

 

 

 

 

 

Escrito por Paco Perez.

Fuentes consultadas:

“Cosmovisión y Deidades Prehispánicas de la tierra y el agua”.  Ensayo,  Dr. José Velasco Toro, investigador de tiempo completo y recibido de la Licenciatura en Historia, Escuela de Historia de la  Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Veracruzana,  http://archivohistoricodelagua.info/mx/