La sal de mesa es un producto refinado, que  no sólo es despojado de todos sus minerales, además de sodio y cloruro, pero también se limpia químicamente, es blanqueada y se calienta a altas temperaturas innecesarias. Además, se trata con agentes anti – apelmazamiento que impiden que la sal se mezcle con el agua en los paquetes o bolsas de sal, es decir, impiden que absorba la humedad del ambiente.

Estos agentes también impiden la disolución dentro de nuestro organismo, y la sal termina depositándose en órganos y tejidos causando graves problemas de salud . Por último , el yodo que se agrega a la sal suele ser sintético, y es muy difícil para que nuestro cuerpo pueda procesarlo correctamente, además causa graves daños a la tiroides.

Sorprendentemente en la legislación estadounidense, hasta el 2% de la sal de mesa puede tener este tipo de aditivos. La Sal Kosher, básicamente no contiene aditivos, solamente NaCi (cloruro de sodio) aunque varía según la marca. Este tipo de sal puede utilizarse prácticamente en cualquier caso, pero no se recomienda para recetas que lleven pequeñas cantidades de líquido ya que esta sal lo necesita para disolverse, de otra manera morderemos piedritas de sal que pueden ser desagradables.

La Sal de Mar, contiene muchas variedades de sal, las cuales son solubles en agua ( e.j. cloruro de magnesio, iodo, sulfato de aluminio, etc.) Aveces llamadas ” impurezas “, estas sales en realidad imitan , en algún grado, la variedad de sales en el cuerpo humano. La sal de mar, que se hace al deshidratar el agua del mar contiene muchas otras impurezas como partes de peces muertos, insectos acuáticos y otras partículas.

La que se hace utilizando métodos de filtración contiene menos impurezas pero cuenta con las mismas sales que la primera. Las sales que viajan con el “NaCl” es lo que hacen que la sal de mar sea un producto diferente, ya que realzan el sabor de la misma. Al comparar las sales, la diferencia inicial será el gusto, el iodo de las sales de mesa contra la pureza de una sal kosher o contra el efecto de las “impurezas” de la sal de mar.

Por último, en términos de medidas, una cucharada de Sal de Grano Kosher tendrá menos sal que la misma medida de Sal de Mesa.

SUBSTITUTOS DE LA SAL.

El consumo de sal puede reducirse simplemente reduciendo la cantidad de alimentos salados en una dieta, sin recurrir a sustitutos de la sal. Los sustitutos de sal tienen un sabor similar al sal de mesa y contienen principalmente cloruro de potasio, lo que aumentará potencialmente la cantidad de potasio que consumimos. El exceso en el consumo de potasio puede causar hiperpotasemia. Diversas enfermedades y medicamentos pueden disminuir la excreción del potasio corporal, aumentando de este modo el riesgo de hiperpotasemia. Las personas que tienen insuficiencia renal, insuficiencia cardíaca o diabetes deben consultar a un médico antes de usar un sustituto de sal.

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes consultadas:

Todo lo que usted quiso saber sobre el Sal. Sal de mesa vs Sal Kosher vs Sal de mar. Via: cardiactherapy.org/

Cultura, cocina prehispánica y contemporánea Sitio oficial: deliciasprehispanicas.com

Gracias por compartirlo en tus redes
Share
Share