Ponían todas las vestiduras de Moctezuma a la imagen del dios del fuego frente al cual descabezaban muchas codornices ofreciéndole su sangre, copal y tamales. En todos los barrios comían tamales, pero antes de hacerlo los ofrecían al dios del fuego. Los padres de los niños cazaban culebras, ranas, peces, lagartillos de agua, aves y otros animalejos que asaban y tostaban a las brasas, para luego darles a sus hijos. Y en la noche los viejos bebían pulque, pero antes se lo ofrecían al fuego, derramando un poco en las cuatro partes del hogar. (Sahagun, 1969, I, 56s.)

…ya medio asados los prisioneros, los sacaban del fuego aún vivos, les abrían el pecho para sacarles el corazón y arrojarlo a los pies de la estatua de Xiuhtechutli. Después de comer, bailar y cantar subían a la punta del árbol de donde colgaba una figura con forma humana hecha de masa de semillas de bledos. El que lograba llegar hasta arriba del árbol, recibía muchos honores y regalos… y en otros ritos sacrificaban esclavos y sus mujeres, pero no los arrojaban al fuego, en esas fiestas agujereaban las orejas de todos los niños y niñas de hasta tres años de edad, les buscaban padrinos y madrinas y los rodeaban con llamas de fuego hecho para eso, esta ceremonia la hacían para que los niños crecieran. Después todos bebían pulque. Esta era una ocasión en la que el dios del fuego era venerado en su función de espíritu benévolo del hogar y de la casa.

De acuerdo al Códice Florentino Xiuhtechutli era considerado como el padre y madre de los dioses, algunas veces también se le considera como Huehuetéotl; dios del fuego representado como un anciano. En lengua Náhuatl, Xihuitl significa “Año” así como “turquesa” y “fuego”, dios del año y del tiempo. Xiuhtechutli fue también uno de los nueve Señores de la Noche y uno de los patrones de los pochteca (mercaderes).

En la época prehispánica, algunas esculturas — de Xiuhtechutli — labradas en piedra, fueron sepultadas como ofrenda y algunas de ellas han sido encontradas en excavaciones del Templo Mayor. Habitualmente era adornado con mosaicos de turquesa

En la superficie de la laguna del Nevado de Toluca (volcán) en torno al cráter se han encontrado ofrendas que incluyen pequeños petates (tapetes prehispánicos hechos de tule), piezas de cerámica conos de copal, cuentas de piedra y trozos de madera con restos de pintura azul que se pueden asociar a Tláloc, el dios de la lluvia. Mantas, navajas, rosas, pulque y tamales eran ofrecidos por los de Ocuilan. La evangelización no logró erradicar usos y costumbres prehispánicas sino que fueron integradas al ritual cristiano. (Motolinia) …

Laguna del Nevado de Toluca

Laguna del Nevado de Toluca

 

En las cumbres de mayor altura del Nevado de Toluca, se observan principalmente gramíneas, líquenes y vegetación alpina. Entre los animales que lo habitan se encuentran el venado cola blanca, rata de campo, coyote, tlacuache, ardilla, zorrillo, gato montés, comadreja, y conejo de los volcanes, esta última considerada como una especie endémica y en riesgo de extinción. Entre las aves que se pueden avistar en el Nevado de Toluca, se deben mencionar los cuervos, halcones, águilas, zopilotes, búhos pigmeos y águilas ratoneras *. Fuente: mexplora.com 

 

30 de agosto Xiuhtecuhtli;

Dios del Fuego y del Calor; auge de lluvias y crecimiento del maíz.

 




Escrito por Paco Perez.

Créditos:

Nevado de Toluca. Foto de wikipedia. 

Gracias por compartirlo en tus redes
Share
Share