El xilófono de doble lengüeta, llamado Teponaxtle se recrea en esta escultura en piedra con la imagen del dios Macuilxóchitl, cuyo rostro se integra por los ojos-manos y la boca de mariposa, el animal que marca la época de la floración de los campos

 

 


 

 

 

Foto: Melitón Tapia, INAH