Oda al Chocolate con «El berrinche de Moctezuma» – Calaverita literaria / Códice Tovar.

Oda al Chocolate con «El berrinche de Moctezuma» – Calaverita literaria / Códice Tovar.


Las Calaveras o calaveritas literarias son composiciones en verso que en México se suelen escribir en vísperas del Día de Muertos.​​  La que compartimos hoy es muy simpática y llena de historia en sus versos, sin ánimo de ofender a nadie sino al contrario, celebra la grandeza de nuestra gran riqueza ancestral  poniendo muy en alto nuestro Chocolate, regalo de Mexico para el mundo.  Antes de pasar a la calaverita, queremos hablarte de la foto de portada.

Este pictograma es una lámina del Códice Tovar, atribuido al jesuita mexicano del siglo XVI Juan de Tovar, contiene información detallada sobre los ritos y las ceremonias de los aztecas (en realidad eran mexicas). El códice está ilustrado con 51 pinturas de página completa en acuarela. Fuertemente influenciados por los manuscritos pictográficos previos al contacto europeo, las pinturas son de una calidad artística excepcional.

El manuscrito está dividido en tres secciones:

  • La primera sección es una historia de los viajes de los aztecas antes de la llegada de los españoles.
  • La segunda sección, una historia ilustrada de los aztecas, forma el cuerpo principal del manuscrito.
  • La tercera sección contiene el calendario de Tovar.

Esta ilustración, de la segunda sección, muestra a Moctezuma I (también conocido como Montezuma I ) , sosteniendo una lanza o cetro y de pie sobre una estera de juncos (petate)  y frente a un equipalli, (silla que usaban los gobernantes ) tejido de cestería (junco o tule). Una persona le ofrece una  diadema con ornamentos de oro. Moctezuma porta una charretera de plumas de quetzal y un hueso en la nariz.

Moctezuma I, gobernó entre el año 1440 y 1469,  fue el quinto Señor azteca (el texto lo identifica incorrectamente como el sexto) y el sobrino de Itzcóatl. Se cree que el hombre que le da la diadema en esta pintura es Nezahualcóyotl, gobernante de Texcoco y aliado de Moctezuma. Nezahualcoyotl lleva el manto de Tonatiuh, deidad del sol. Acamapichtli, el primero de la civilización azteca, y su descendiente, Axayacatl, son los únicos tlatoanis (gobernantes) que se muestran «diademas» con ornamentos de oro en el manuscrito de Tovar. Se dice que el hueso a través de la nariz de Moctezuma simboliza al hombre según la tradición de Texcoco.

EL BERRINCHE: 

El monarca Moctezuma

hoy está de mal humor.


Se han cansado de pedirle

que sonría, por favor.

 

–¡No sonrío! ¡Hoy no quiero!

¡Por favor, déjenme en paz!

¡Que se quede mi ayudante!

¡Que no entre nadie más!

 

–¡Pero si hay mucho trabajo!

¿Qué no ha oído el caracol?


Ya sonó para la junta,

allá, en el templo del Sol.

 

Y recuerde que hoy le toca

cuatro códices dictar…

Muy furioso Moctezuma

le termina por gritar:


 

–¡A volar con los ministros!

¡Con los códices también!

¡Ya no quiero ver a nadie

porque no me siento bien!

 

–¡Está bueno! ¡Ya me iba!

¡No se puede hablar de nada,

porque está usted de peor genio

que la serpiente emplumada!


 

En la casa del monarca

todo el mundo preocupado

se pregunta en los pasillos

–¿Qué mosquito le ha picado?


 

Le llevaron de regalo

fino traje de guerrero.

Moctezuma emberrinchado

les gritó: ¡Que no lo quiero!

Consiguieron un penacho


con mil plumas de colores.

Tantas aves desplumadas

no cambiaron sus humores.

 

Y se hicieron sacrificios

y vinieron los danzantes…

Pero el recio Moctezuma

les gritaba más que antes.

 

Ya después de mucho rato

alguien vio la solución:

Que preparen enseguida

xocolatl  del fogón.

 

Reinó entonces el silencio.

Todo el mundo se calló.

Se detuvo el teponaxtle

y la música paró.

 

–Aquí tiene, mi Monarca,

mi señor, gran Moctezuma:

xocolatl  calientito,

bien batido y con espuma.

 

Al momento de probarlo

el monarca se quemó.

Pero al templarse el jarrito

relamiéndose gritó:

 

–¿Por qué todos me están viendo?

¡Bailen! !Toquen otro son!

¡Xocolatl para todos

porque alegra el corazón!

 

Varios siglos han pasado,

la conquista, el misionero,

pero nuestro xocolatl

hoy alegra al mundo entero.

taller chocolate
Foto: taller de chocolate artesanal, en  «y se puede sin pan» 

 

 

 

 

 

 

 

Créditos:

Foto de Portada y texto: Moctezuma en el Códice Tovar  

Biblioteca Digital Mundial

Calaverita escrita por Nuria Gómez Benet, escritora, narradora y poeta. Nació en la Ciudad de México, el 13 de enero de 1959. Estudió pedagogía en la UNAM. Ha sido educadora y guionista de series infantiles de radio y televisión, como Plaza Sésamo, donde también laboró como jefa de escritores.

 Enciclopedia de la Literatura en Mexico.