En la época prehispánica el cacao se sembraba únicamente en huertos de la nobleza. Solo los Tlatoanis, los nobles, guerreros de alto rango y mercaderes podían tener sus propias tierras y sembrar cacao en ellas.

Existían 4 tipos de cacao, pero solo uno de ellos era el utilizado como moneda, aunque no se sabe exactamente cuál de ellos. Se cree que cada uno tenía su utilidad propia; otro era usado para hacer la bebida de cacao con especias, pétalos de flores y chiles que se consumía fría (además de muchas otras recetas). Otro tipo de cacao para los fines medicinales; se dice por ejemplo que untándose con él la cara, se usó como protector que «los guarda del sol é del ayre la tex de la cara»  y otro más para los usos rituales como ceremonias de nacimiento casamiento o sacrificio…

Una simple preparación de cacao sin mezclarla con ningún otro ingrediente era administrada a pacientes que sufrían de fiebre y enfermedades del hígado. También hacían otra que consistía en tostar y moler  4 almendras de cacao y cierta cantidad de hule (ulli) que molidos usaban para curar la disantería. Y tenían otra a la que llamaban atextli, identificada como una pasta fina hecha de almendras de cacao y maíz, así como pétalos de mecaxochitl y de tlilxochitl, que hacía excitar el «apetito venéreo». Otra bebida era hecha mezclando granos de pochotl y cacao en cantidades iguales, y que tenía la propiedad de engordar a quien lo bebiera frecuentemente, por lo tanto era administrado a los pacientes «delgados y débiles» (Hernandez).

CHAPUZA, antes y después de la «conquista»


El sistema de pesos y medidas del mundo mexica, estaba relacionado con las dimensiones del cuerpo humano, así lo relataron Hernan Cortés y Antonio Herrera.  Uno de los frailes del siglo XVII dejo escrito que «había almudes de caña con que se medía; y cordeles para medir en lugar de vara por brazas”

Para impedir, pues todo fraude en el comercio, nada, a excepción de los víveres ordinarios, se podía vender fuera de la plaza del mercado, en el cual había el mas bello orden que pueda imaginarse. Allí estaban las medidas prescritas… y había comisarios y jueces encargados de conocer los litigios de los negociantes  y de castigar los delitos que allí se cometían»

Medidas y equivalencias de la época:

  • 1 zontle = 40 cacaos
    1 jiquipili = 8,000 cacaos (20 zontles)
    1 carga = 24,000 cacaos (3 jiquipiles)1 conejo = 20 cacaos
    1 esclavo = 100 mazorcas de cacao
    2 zapotes = 1 cacao.
    1 cuauchtli = 65 a 100 cacaos ( segun la calidad de la tela)
    20 cuauchtli = 1 carga de cacao.1 jornada de trabajo = 25 cacaos

En algunas ocasiones se falsificaba el cacao que era utilizado como «moneda» de intercambio, ello era asegurado por los inspectores (tianquizpan tlayacaque) encargados de presentar a los defraudadores al tribunal.

La Casa de Moneda fue fundada en la Nueva España  en el año de 1535, donde se fabricaron los reales Españoles. Solo el 10% de la producción se quedaba en tierras aztecas, por esta razón el cacao en la época colonial fue utilizado por Cortés para completar el pago de reales a sus soldados al no contar con la cantidad suficiente de moneda «española». Para compensarlo, Cortés mando a hacer monedas de oro y plata rebajadas con cobre a las cuales llamaron «tepuzque» o tepuzqzle que es una corrupción del nahuatl tepuztli que significa cobre o metal en general. Algunos autores aseguran que de esta palabra deriva el término «chapuza», sinónimo de «mentira o embuste» que la DRAE describe para España como obra de poca importancia, hecha sin arte ni esmero y para México como acción y efecto de estafar.

La Corona Española regulaba el uso del cacao. En el año de 1555 una orden del Virrey estableció que el precio de 1 real  equivaldría a 40 cacaos. Veinte años mas tarde  1 real equivalía a 100 cacaos.

«La Loca» moneda de Carlos y Juana. Época virreinal (1535 – 1821) «Numismatica Mexicana»


Carlos I – Felipe II (1536 – 1572)
A estas monedas se les llama así por haberse acuñado durante el reinado de Carlos I y Juana «La Loca». 
Se trata de las primeras monedas acuñadas por la Casa de Moneda de México, elaboradas en plata con denominaciones de cuatro, tres, dos, uno, medio y un cuarto de real; en el anverso aparecía el escudo coronado de Castilla, León y Granada, asì como la leyenda KAROLVS ET IOHANA REGES; en el reverso, aparecía entre las Columnas de Hércules, una cartela con el lema PLVS VLTRA y la leyenda HISPANIARVM ET INDIARVM.

De este tipo de monedas existen dos series, la segunda con ondas marinas entre las columnas. Estas monedas circularon hasta el reinado de Felipe II quien en 1572, cambió la impronta de la moneda por la de Cruz e inició la troquelación de monedas de 8 reales.   Fuente: ensubasta.com.mx  



 

 

 

 

 

 

 

Por Paco Perez.

Foto de portada: Wikipedia.org

Referencias Bibliográficas:

  • Historia General de las Cosas de la Nueva España. Fray Bernardino de Sahugun.
  • Los indios y las monedas en la Nueva España. Boletín del Centro de Investigaciones Antropológicas.
  • Historia Antigua de México; Francisco Javier Clavijero Moisés Ochoa Campos.
  • La Sangre del Sol. Crónicas del oro y la plata que España sacó de América. Ramiro Montoya.
  • El cacao como moneda en la época prehsipánica y colonial. Lucia Aranda KilanCultura,

 

 

No te pierdas nuestras publicaciones:


Escribe tu correo: