Libro Digital – Los números y la numerología entre los mayas. Premios INAH.

Libro Digital – Los números y la numerología entre los mayas. Premios INAH.

Los antiguos mayas desarrollaron una matemática de números enteros, positivos, con un sistema de escritura posicional que incluía el cero. Este instrumento les sirvió para describir la mecánica sideral con una exactitud sorprendente. La exégesis de las descripciones los condujo a postular un modelo cosmológico de tierra plana, cuadrangular, con un supramundo y un inframundo. En cada una de las esquinas había una especie de atlante llamado Pawajtun y en el centro crecía una gran ceiba —el axis mundi— que atravesaba el conjunto de planos en sentido vertical. De acuerdo con esta propuesta, algunos de los dioses principales —manifestados como cuerpos celestes— nacían por el oriente, recorrían el supramundo, se hundían en el poniente, cruzaban el inframundo y, si las cosas marchaban bien, volvían a renacer por el oriente. La validación de este paradigma estuvo dada por su capacidad para predecir eclipses y conjunciones, así como por su suficiencia para determinar las apariciones matutinas y vespertinas de Venus.

En este tratado sobre los números mayas se examinasu emergencia, constitución en sistema y reducción a escritura. Las “variantes de cabeza”, que retratan a los dioses patronos de las cantidades representadas, hacen posible transitar por las veredas del simbolismo y arrimarse a las connotaciones no cuantitativas de dichos numerales, a su influencia en el devenir existencial.

TABLA DE CONTENIDOS:

1. El fervorín preliminar
2. Los primeros contadores
3. La historia natural de los sistemas de numeración
4. Taxonomía y cuantificación
5. De las series y los ciclos
6. Puntos, barras, caracoles y un panteón
7. El despliegue de las significaciones numéricas
8. La cosmogonía y el poder de los números
9. La perorata final
10. Las referencias
Descargalo vía MEGA.NZ 

 

 

 

 

 

 

 

De la Colección Premios INAH, este documento ha sido liberado en su Mediateca Digital.

 

 

 

Sobre los usos medicinales y económicos del CACAO.

Sobre los usos medicinales y económicos del CACAO.

En la época prehispánica el cacao se sembraba únicamente en huertos de la nobleza. Solo los Tlatoanis, los nobles, guerreros de alto rango y mercaderes podían tener sus propias tierras y sembrar cacao en ellas.

Existían 4 tipos de cacao, pero solo uno de ellos era el utilizado como moneda, aunque no se sabe exactamente cuál de ellos. Se cree que cada uno tenía su utilidad propia; otro era usado para hacer la bebida de cacao con especias, pétalos de flores y chiles que se consumía fría (además de muchas otras recetas). Otro tipo de cacao para los fines medicinales; se dice por ejemplo que untándose con él la cara, se usó como protector que «los guarda del sol é del ayre la tex de la cara»  y otro más para los usos rituales como ceremonias de nacimiento casamiento o sacrificio…

Una simple preparación de cacao sin mezclarla con ningún otro ingrediente era administrada a pacientes que sufrían de fiebre y enfermedades del hígado. También hacían otra que consistía en tostar y moler  4 almendras de cacao y cierta cantidad de hule (ulli) que molidos usaban para curar la disantería. Y tenían otra a la que llamaban atextli, identificada como una pasta fina hecha de almendras de cacao y maíz, así como pétalos de mecaxochitl y de tlilxochitl, que hacía excitar el “apetito venéreo”. Otra bebida era hecha mezclando granos de pochotl y cacao en cantidades iguales, y que tenía la propiedad de engordar a quien lo bebiera frecuentemente, por lo tanto era administrado a los pacientes “delgados y débiles” (Hernandez).

CHAPUZA, antes y después de la “conquista”

El sistema de pesos y medidas del mundo mexica, estaba relacionado con las dimensiones del cuerpo humano, así lo relataron Hernan Cortés y Antonio Herrera.  Uno de los frailes del siglo XVII dejo escrito que “había almudes de caña con que se medía; y cordeles para medir en lugar de vara por brazas”

Para impedir, pues todo fraude en el comercio, nada, a excepción de los víveres ordinarios, se podía vender fuera de la plaza del mercado, en el cual había el mas bello orden que pueda imaginarse. Allí estaban las medidas prescritas… y había comisarios y jueces encargados de conocer los litigios de los negociantes  y de castigar los delitos que allí se cometían”

En algunas ocasiones se falsificaba el cacao que era utilizado como “moneda” de intercambio, ello era asegurado por los inspectores (tianquizpan tlayacaque) encargados de presentar a los defraudadores al tribunal.

La Casa de Moneda fue fundada en la Nueva España  en el año de 1535, donde se fabricaron los reales Españoles. Solo el 10% de la producción se quedaba en tierras aztecas, por esta razón el cacao en la época colonial fue utilizado por Cortés para completar el pago de reales a sus soldados al no contar con la cantidad suficiente de moneda “española”. Para compensarlo, Cortés mando a hacer monedas de oro y plata rebajadas con cobre a las cuales llamaron “tepuzque” o tepuzqzle que es una corrupción del nahuatl tepuztli que significa cobre o metal en general. Algunos autores aseguran que de esta palabra deriva el término “chapuza”, sinónimo de “mentira o embuste” que la DRAE describe para España como obra de poca importancia, hecha sin arte ni esmero y para México como acción y efecto de estafar.

La Corona Española regulaba el uso del cacao. En el año de 1555 una orden del Virrey estableció que el precio de 1 real  equivaldría a 40 cacaos. Veinte años mas tarde  1 real equivalía a 100 cacaos.

Semillas de Cacao.

 

 

Medidas y equivalencias de la época:

1 zontle = 40 cacaos
1 jiquipili = 8,000 cacaos (20 zontles)
1 carga = 24,000 cacaos (3 jiquipiles)

1 conejo = 20 cacaos
1 esclavo = 100 mazorcas de cacao
2 zapotes = 1 cacao.
1 cuauchtli = 65 a 100 cacaos ( segun la calidad de la tela)
20 cuauchtli = 1 carga de cacao.

1 jornada de trabajo = 25 cacaos

 

“La Loca” moneda de Carlos y Juana.  Época virreinal (1535 – 1821)
“Numismatica Mexicana”


Carlos I – Felipe II (1536 – 1572)
A estas monedas se les llama así por haberse acuñado durante el reinado de Carlos I y Juana “La Loca”. 
Se trata de las primeras monedas acuñadas por la Casa de Moneda de México, elaboradas en plata con denominaciones de cuatro, tres, dos, uno, medio y un cuarto de real; en el anverso aparecía el escudo coronado de Castilla, León y Granada, asì como la leyenda KAROLVS ET IOHANA REGES; en el reverso, aparecía entre las Columnas de Hércules, una cartela con el lema PLVS VLTRA y la leyenda HISPANIARVM ET INDIARVM.

De este tipo de monedas existen dos series, la segunda con ondas marinas entre las columnas. Estas monedas circularon hasta el reinado de Felipe II quien en 1572, cambió la impronta de la moneda por la de Cruz e inició la troquelación de monedas de 8 reales.   Fuente: ensubasta.com.mx  

En su obra Descubrimiento y Conquista, en las garras del imperio, Alfonso Klauer (2000) estima que para el período 1493-1880, fueron saqueados (oro y plata) del “Nuevo Mundo”  valuados en dos billones quinientos siete mil novecientos ochenta millones de dólares US$ 2.507.980.000.000.00



 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por Paco Perez.

Foto de portada: Wikipedia.org

Referencias Bibliográficas:

Historia General de las Cosas de la Nueva España.
Fray Bernardino de Sahugun.

Los indios y las monedas en la Nueva España.
Boletín del Centro de Investigaciones Antropológicas.

Historia Antigua de México; Francisco Javier Clavijero
Moisés Ochoa Campos.

La Sangre del Sol. Crónicas del oro y la plata que España sacó de América.
Ramiro Montoya.

El cacao como moneda en la época prehsipánica y colonial.
Lucia Aranda Kilan

Cultura, cocina prehispánica y contemporánea. Sitio oficial: deliciasprehispanicas.com

Espinazo de cerdo con chaya: receta de cocina Chiapaneca.

Espinazo de cerdo con chaya: receta de cocina Chiapaneca.

La chaya, es conocida como la espinaca mexicana,  ha formado parte de la dieta regional desde los tiempos prehispánicos y se le atribuyen muchas propiedades, por algo es conocida como “la espinaca mexicana”. No dejes de leer el enlace relacionado  “Los Tamales Mayas y el Significado de sus Voces” 

Vamos a la receta:

Ingredientes para 4 porciones:

1 kilo de espinazo de puerco en retazos
3 dientes de ajo
3 jitomates
1 cebolla
125 gramos de arroz lavado
6 pimientas
1 rama de tomillo
1 manojo de chaya tierna
aceite suficiente para freír
3/4 taza de agua
sal

Tiempo de preparación:  1 hora.

Manera de hacerlo:

1 Pelar los jitomates, asarlos junto con un diente de ajo
y licuarlos.
2 Freír la cebolla con los otros dientes de ajo, una vez
acitronados, agregar el arroz y sofreír.
3 Colar los jitomates y el ajo licuados y añadir al arroz.
4 Agregar las pimientas y el tomillo.
5 Cuando el jitomate se reseque incorporar el agua
y dejar hervir.
6 Agregar el caldo y el espinazo, mantener en la lumbre
hasta que esté suave y a medio cocer. Rectificar la sazón.
7 Añadir la chaya y cocer durante 20 minutos.

 

Muy buen provecho.

 

 

 

 

 

 

 

Créditos:

CHIAPAS, VIAJE CULINARIO. RECETARIO

UNIVERSIDAD DE CIENCIAS Y ARTES DE CHIAPAS
FACULTAD DE CIENCIAS DE LA NUTRICIÓN Y ALIMENTOS
Producción de recetas de Mariana Oceguera.
Fotografía: Roberto M. Tondopo
Primera edición, diciembre 2014
ISBN: 978 607 7528 34 0
D.R.© Secretaría de Turismo del Estado de Chiapas
Boulevard Andrés Serra Rojas, Torre Chiapas, Nivel 5,
Paso Limón, c.p. 29045
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.
www.turismochiapas.gob.mx

Recetario “Chiapas un viaje Culinario”  Libro digital.

Recetario “Chiapas un viaje Culinario” Libro digital.

Este recetario es una muestra de la variedad gastronómica de las regiones chiapanecas. De más está decir que la selección no ha sido fácil por la riqueza de platillos y las múltiples variaciones en el espacio y el tiempo de las recetas. Este arduo trabajo contó con opiniones expertas y el valioso apoyo de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas.

En estas páginas se dan cita sabores, colores y aromas de gran calidad gustativa que harán presumir la gastronomía, pero también recobrar trozos de la historia y la diversidad de las culturas y de las influencias que han enriquecido el patrimonio del estado.

Entre las múltiples acciones del quehacer turístico, el segmento gastronómico es objeto de gran interés. Por ello, continuaremos fortaleciendo nuestra presencia en ferias especializadas, foros y muestras gastronómicas, en el país y el extranjero, con el objeto de difundir y promover esta actividad que es parte fundamental de la memoria colectiva de los chiapanecos.

Deseamos que la mesa de nuestros lectores se engalane con la variedad de nuestros platillos y sirva además para enaltecer el orgullo por esta riqueza cultural, parte principalísima de la gastronomía mexicana, considerada con justicia como Patrimonio Intangible de la Humanidad.

MARIO UVENCE ROJAS

Descarga el recetario completo pulsando aquí... y Chiapasionate. 🙂

Este LIBRO explica el NAHUATL y su forma reverencial (un lenguaje honorífico).

Este LIBRO explica el NAHUATL y su forma reverencial (un lenguaje honorífico).

El náhuatl es un idioma en el que coexisten dos modalidades, dos ma­neras distintas de hablar según sea la persona a la que se dirige la pala­bra. Tan profundamente respetuoso, el indígena de habla náhuatl de la época prehispánica, sabia diferenciar entre quienes debían ser tratados con gran cortesía y quienes podían ser tratados con un lenguaje que podríamos llamar común, sin que por ello dejara de mostrarse el debido respeto.

Actualmente, en el sureste del Distrito Federal, específicamente en las poblaciones de la Delegación de Milpa Alta, la antigua Malacachtepec Momozco y más concretamente, en la propia cabecera así como en los poblados de Santa Ana Tacotenco, San Jerónimo Miacatlán, San Francisco Tecozpa, San Juan Tepenahuac, San Pablo Oztotepec, San Pedro Atocpan, las personas de habla náhuatl utilizan el lenguaje honorífico en una forma que podríamos llamar escrupulosa, es decir apegada a la costumbre heredada desde muy antiguo por los habitantes de la región. Aquí me vaya referir exclusivamente a Santa Ana Tlacotenco y a la propia cabecera delegacional que es donde se conservan un poco má’l las antigua” tradiciones y donde la lengua náhuatl que se habla actualmente puede no ser igual, pero sí muy afín con la lengua de los antiguos mexicanos.

Algunas cosas de comer llevan con bastante frecuencia la partícula reverencial antepuesta al sufijo del estado absoluto:

etzintli; frijol.

tlaoltz;intli, maíz.

atzintli, agua.

Texto tomado del libro “El uso de la forma reverencial en el nahuatl de Santa Ana Tlacotenco en el sureste del Distrito Federal”.
Escrito por Libreado Silva Galeana/ Descargalo aquí. 

Los Chiles de México, nuevo cartel de CONABIO.

Los Chiles de México, nuevo cartel de CONABIO.

“Si no le pusiste chile, no esperes que te sepa”

Conoce el nuevo cartel “Los Chiles de México”,  pronto en librerías de EDUCAL.

 

 

 
biodiversidad.gob.mx

Libro digital “La dieta de la MILPA”.

Libro digital “La dieta de la MILPA”.

La milpa es un agro-sistema productivo alimentario basado en el policultivo, que ha sido el fundamento de la alimentación del pueblo mesoamericano y que ordena otras actividades productivas. Aunque puede incluir distintos vegetales según la región, la milpa generalmente se refiere a la triada maíz, frijol y calabaza.

Dependiendo de la región puede incluir jitomate, tomatillo, chile y plantas medicinales, así como guajes o calabazos con los que se elaboran diversos utensilios. Es común que en algunas regiones, los linderos están conformados por hileras de nopales o magueyes, como elementos retenedores del suelo que proporcionan además, diferentes alimentos y productos. Se han registrado hasta 60 productos distintos en la milpa aunque no todos comestibles, que varían de región en región y que en algunos casos han incluído productos de origen no mesoamericano como el pepino.

La milpa es una de las técnicas agrícolas más sensatas y productivas en el mundo, desde los puntos de vista ecológico y de seguridad alimentaria. El policultivo tiene varias ventajas sobre los monocultivos, por ejemplo que produce insumos útiles para la cocina durante casi todo el ciclo, y no sólo al final, en la cosecha. También por su constitución, es menos atacada por las plagas, además las plantas generan sinergias, esto es, se complementan o apoyan unas a otras; por último, no requiere agroquímicos en las cantidades utilizadas en los monocultivos.

El maíz forma un eje vertical donde se apoyan las enredaderas de frijol, éste tiene en sus raíces conglomerados de bacterias capaces de tomar el nitrógeno del aire para formar aminoácidos y fertilizar la tierra.

LA DIETA DE LA MILPA

La dieta mexicana se encuentra sustentada en la alimentación prehispánica que se enriqueció con elementos de otras partes del mundo, principalmente aportados por los españoles, a partir de la conquista. Durante el periodo colonial se desarrolló una cocina mexicana mestiza, con una base indígena muy importante, que continuó siendo saludable. El problema es ahora que los valores culturales han cambiado y que la producción de la milpa ha disminuido notablemente. Actualmente la alimentación mexicana ha incorporado también otros elementos derivados de la industrialización alimentaria.

Reconocemos que la cocina mexicana, es muy rica, variada y sabrosa, pero además de elementos y prácticas saludables, ha incorporado otros que definitivamente afectan la salud, como el alto consumo de grasas. Por eso ahora proponemos ir a los orígenes de nuestra alimentación y recuperar sus aportes. Comprendemos por dieta de la milpa el modelo saludable de alimentación de origen mesoamericano, que tiene como centro nutritivo-cultural a los productos de la milpa (maíz, frijol, chile y calabaza), más los demás alimentos de origen mesoamericano que se consumen en México, junto con aquellos adoptados por la cocina tradicional mexicana de origen externo, combinados de forma saludable.

Propuesta que deriva del modelo de fortalecimiento de la salud que propone la Dirección de Medicina Tradicional y Desarrollo Intercultural, conformado por la triada: “Comida, Ejercicio y Buen humor”. La comida es evocativa, un taco, una tortilla con sal, un tamal, unos frijoles de la olla con salsa de molcajete, te transportan a lo más íntimo de tu vida, de tu hogar, a la cocina.   

Alejandro Almaguer

Como modelo saludable y culturalmente pertinente, selecciona los mejores alimentos, combinaciones y prácticas para toda la población rural y urbana del país, de manera que se impacte en beneficio de la salud. Rescata y reconoce también la riqueza de la diversidad regional y pretende que se aplique en México tomando en cuenta la cultura, clima y biodiversidad de cada una de las regiones y estados.

 

Dirección de Medicina Tradicional y Desarrollo Intercultural.

Fuente: gob.mx

 

Curso sabatino “Historia de la cocina en las Américas” Septiembre CDMX.

Curso sabatino “Historia de la cocina en las Américas” Septiembre CDMX.

¿Sabías que el primer recetario mexicano fue pionero en el mundo? ¿Quisieras aprender a leer un recetario en clave histórica y antropológica? ¿Qué clase de secretos encierran una receta o un platillo? ¿Cómo descifrar lo que comemos en términos culturales, simbólicos y políticos?

La antropóloga Sarah Bakgeller extiende esta invitación al curso sabatino “Historia de la cocina en las Américas” que impartirá del 23 de septiembre al 28 de octubre, en un horario de 10:00 a 1:00.

El curso incluye 5 sesiones y una visita guiada:

1. Enfoques antropológicos de la alimentación
2. El descubrimiento del fuego y los orígenes de la especie humana
3. El libro de cocina como fuente histórica
4. Visita gastro-curiosa y almuerzo en el centro histórico
5. El espacio de la cocina como laboratorio social
6. Nación y ciudadanía en el lenguaje gastronómico

Dirigido a interesados en la historia, chefs, gastrónomos, periodistas y público en general.
Mayores informes: (04455) 4099 8752, Ciudad de México.

http://www.centroenso.org
Facebook: Enso

Share