Para 1532,  el cronista Fray Bernardino de Sahagun ya había documentado el uso de la palabra “jacal” una castellanización para referirse a las casas donde habitaban los indígenas. En realidad la palabra jacal es una derivación del náhuatl xacalli, y esta a su vez de xacamitl; de xa que significa “paja“, mitl que significa “tierra” y finalmente calli; casa, es decir casa de tierra y paja. Se refiere al material con el que la casa está construída: “casa de adobe o de paja” También utilizada en voces arahucas (lenguas del caribe) para referirse a una choza, pero prestada del náhuatl. Los xamitl (adobes) se fabricaban con arcilla, limo y fibras vegetales (paja) lo cual les ayudaba a tener una mejor resistencia a la tensión y disminuir la contracción durante el secado, así como ser mejor aislantes a los cambios de temperatura.

Por su parte en el sureste mexicano encontramos el término Kolohche’ voz maya que designa una casa fabricada de bajareque (especie de adobe cocido al fuego). En general, las casas “indígenas” contaban con una cimentación de piedra, pisos de tierra cocida y muretes de piedra, adobe o bajareque. Cuando los techos eran planos,  éstos eran fabricados en arcilla sobre una cama de varas o carrizos, así como capas de hojas de maguey prensadas y deshidratadas.

Hoy día, xacalli (jacal) es un término utilizado para determinar casas humildes en las cuales los materiales pueden variar; madera, varas, ramas, cartón, paja, adobe o piedra. De su uso coloquial se derivan a si mismo las siguientes:

Jacalear : “ ir de casa en casa a platicar o comadrear”
Jacalón: “edificio o bodega de grandes dimensiones y en malas condiciones”

Expresiones: “ a jacal viejo no le faltan goteras” y “no tener jacal donde meterse”

La palabra Jacal fue registrada en la DRAE en el año de 1884 donde se describe como voz de México que denota una “especie de choza”. Esta palabra es utilizada también en Texas, Venezuela, Guatemala, Las Antillas, Centroamérica, Ecuador y Perú.

 

 

 

 

 

 

Creditos:

Fotografía propiedad de deliciasprehispanicas.com

Escrito por Paco Perez.

 

Gracias por compartirlo en tus redes
Share