El atole de capulín es otra buena idea para aprovechar la abundancia estacional de este fruto mexicano. Igual que en los tamales, existen tradicionalmente 2 maneras de prepararlo.

 

Ingredientes:

2 Kilos de Capulin bien maduro

Un kilo de masa

Medio kilo de piloncillo.

 

Manera de hacerlo:

 CAPULINES

La primera:

En un recipiente con poca agua, restriega los capulines, sácales la semilla y muélelos en el metate junto con la masa para que se muela muy bien.

Enseguida mézclalo con el agua de restriego para aprovechar el jugo de la fruta que quedó allí. Cuélalo todo y viértelo en una olla de barro que colocaras al fuego moviendo constantemente para que no se pegue. Cuando esté a punto de dar el primer hervor, agrega el piloncillo raspadito, baja el fuego y ya que se disuelva esta listo!

 

La segunda:

Restriega en agua los capulines, comienza a desbaratarlos con tus manos hasta sacarles todas las semillas. Enseguida se cuela con un colador y el agua resultante se pone a hervir en una olla de barro.

A continuación, deslíe un poco de masa de maíz en agua y comienza a incorporarla en el agua de capulín que está al fuego, sin dejar de menear con una cuchara de madera. 

Cuando ya vaya quedando, agrega entonces el azúcar sin dejar de menear. Cuando tome la consistencia deseada, esta listo!.

Puedes consumirlo calientito o frío. Es delicioso!!!

 

 

Foto de portada tomada de travelwellflysafe.com/