Archivo de la etiqueta: remedios

PDF – Remedios, MEDICINA PRÁCTICA y tradicional, México 1841

Share

HABIÉNDOSE agotado los ejemplares de esta obra en la tercera edición, que de ella se hizo el año de 1841 por mi tío el Br. D. Luis Venegas; movido yo de los mismos sentimientos de humanidad que él tuvo para aquella edición, me he resuelto á solicitud de muchas personas respetables que desean peseer la obra, tanto de México como de fuera, é hacer una cuarta edición de este tratado: va como en la segunda edición con el suplemento, obra postuma del autor que dejó escrita para dar el lleno y complemento á la obra toda, que sin esa circunstancia había sido tan bien aceptada, no solo en México, sino aun en el Norte América donde ha sido reimpresa.

El mérito de esta obra parece inútil lo encarezca yo, porque los beneficios que de ella ha recibido la humanidad, han sido notorios, particularmente en esta América Septentrional, pues los remedios medicinales lo dos que contiene son bastante útiles, é hijos de la larga esperiencia de su autor, mi legítimo abuelo, que por sus vastos y profundos conocimientos debidos á su constante estudio y observación, tanto en la facultad como en el clima, logró fácilmente llegar al fin que se proponía, que era conocer las enfermedades y el modo de combatirlas con remedios adaptables á esta región de América.

El Editor no quiere omitir poner á esta edición como en las anteriores las aprobaciones originales del Tribunal del Proto-Medicato…

COMPENDIO DE MEDICINA PRÁCTICA, EN QUE SE DECLARA LACÓNICAMENTE lo mas útil de ella que el autor tiene observado en estas regiones de la Nueva España, para casi todas las enfermedades que acometen al cuerpo humano.

POR EL BACHILLER ID. Juan Manuel Venegas

PROFESOR DE MEDICINA.

CUARTA EDICIÓN.

Impreso por Mainel F. Redondas, calle de las Escalerillas num 3, 1853.

LEER PULSANDO AQUÍ. 





CocinaMexicana, @ delicias prehispanicas deliciasprehispanicas.com

Anuncio:

Un postre mexicano de «piedras ácidas»… (remedio para combatir la tos).

Share

Sahagún, les llamo “Manzanilla de la Tierra” o «manzanal de las indias» que es el fruto del árbol del Tejocote. Esta palabra de origen viene del náhuatl texocotl / texocoquahuitl. El sufijo «xocotl» se utilizaba en lengua náhuatl (idioma de los mexicas) para designar frutos ácidos (Hernández 1959) , por su parte «tetl» significa piedra.

…“son amarillos y colorados por fuera y de dentro blancos; tienen cosquecillos dentro y son muy buenos de comer»

Sahagún, Historia General de las Cosas de la Nueva España

Xocotl, iciui. xocociuini s.v. El que tiene dentera. R. xocociui. … Décimo mes del año, (correspondía al mes de agosto); el primer día se celebraba la fiesta del dios del fuego, llamado Xiuhtecutli; también se dice xocotl huetzi. Los Tlaxcaltecas llamaban a este mes uei miccailhuitl, que significa “Gran Fiesta de los Muertos” (Simeón). Los tejocotes con hueso son un dulce tradicional que se le utiliza como ofrenda a los “difuntos chiquitos” recordando el uei miccailhuitl en el día de muertos, pero también es un dulce de invierno…

En medicina tradicional el tejocote se come en infusión para combatir la tos y tratar padecimientos respiratorios. Al cocinarlo, su hueso desprende una gelatina natural (pectina) que le da buena consistencia a los ates y otros postres, por esta razón es muy utilizado en jaleas y mermeladas.

Los llamados «Tejocotes con Hueso» son por supuesto un postre novohispano, ¡pero de origen prehispánico!… por lo que, para hacerlo «más nuestro» puedes sustituir el piloncillo por azúcares «nativas»…. como el  azúcar de maíz o de maguey por ejemplo.

LA RECETA.

Ingredientes:

  • 1 Kg. de tejocotes
  • 2 Piloncillos
  • 1 Raja de canela
  • 2 Litros de agua
  • jugo de limón o naranja (opcional)

Manera de hacerlo:

1.- Vierte los dos litros de agua en una cazuela y llévala a ebullición. Cuando suelte el primer hervor retírala del fuego y agrega los tejocotes previamente lavados. Déjalos en el agua caliente hasta que estén suaves y les puedas quitar la piel.

2.- . En una cazuela limpia coloca los tejocotes y agrega el piloncillo en trozos junto con la raja de canela. Llévalo a fuego lento hasta que queden listos.

  • Puedes agregar un poco de jugo de limón o naranjas, aunque la receta tradicional no los lleva. Puedes agregarle tambien guayabas y otros frutos y cuando se enfríe envasarlos en frascos esterilizados.

Dulce Provecho!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicación original en 1/11/12 por Paco Pérez.

Foto: Carlos Angón,

Cultura y Delicias Prehispánicas