Archivo de la etiqueta: huaves

Huaves, mareños… “la gente que se pudre en la humedad”

Share

Además de designar a un grupo etnolingüístico, el término huave ilustra una relación interétnica. Los zapotecos acuñaron el término para referirse a “la gente que se pudre en la humedad”, dibujando así una frontera con el conjunto de poblaciones vecinas que se ubican entre el mar y las lagunas.

Hacia finales del periodo precolombino, los zapotecos de Zaachila descendieron a las planicies del Istmo, aprovechando la debilidad de los mixes y huaves tras el paso por sus tierras de los ejércitos de Moctezuma hacia el Soconusco, que obligó a los huaves a retirarse hacia el mar y a los mixes a refugiarse en las montañas. Durante esta época, el Istmo de Tehuantepec constituía una zona estratégica para las rutas comerciales que se trazaban entre el Altiplano central y la región del Soconusco, en el actual estado de Chiapas. Vecinos cercanos a los zoques de la reserva natural de los Chimalapas, los huaves ocupaban en aquel entonces una porción importante de la costa chiapaneca,  y sus poblaciones representaban puntos de apoyo para los comerciantes mexicas que transitaban la antigua ruta de la sal. La incursión de los zapotecos en el Istmo, motivada en parte por la libertad que los huaves concedían a los mexicas en su paso hacia el Soconusco, provocó que los asentamientos originales se redujeran finalmente a un conjunto de poblaciones costeras, cuyos habitantes, por su ubicación en el litoral, adquirieron con el tiempo el nombre de mareños.

Aislado del centro por la masa montañosa de Oaxaca, el Istmo de Tehuantepec se convirtió durante el periodo colonial en la alternativa meridional del comercio. Al ser el centro de acopio de numerosas mercancías, que se canalizan a sitios tan distantes como Oaxaca y Guatemala, la villa de Tehuantepec adquirió desde entonces una importancia que sólo habría de compartir más tarde con la ciudad de Juchitán, cuando la construcción del ferrocarril convierte al Istmo en una de las regiones de mayor crecimiento demográfico a lo largo del siglo XIX.

La especialización de los huaves en los productos marítimos los orillaba a obtener recursos agrícolas de los grupos que se asentaban en el interior de la región, pero este intercambio se simplificaba principalmente gracias a los zapotecos del Istmo, quienes habían hecho del maíz y de otros recursos agrícolas productos de exportación.

En su forma tradicional, la pesca de escama y camarón estuvo durante varios siglos ligada a la organización comunitaria. En San Mateo del Mar, por ejemplo, las actividades pesqueras se dividían de acuerdo con un principio generacional que distribuía a los pescadores en los extremos del poblado. Mientras los niños y los ancianos solían pescar al sur del municipio, en el extenso estero que se forma con las precipitaciones pluviales, las lagunas septentrionales se destinaban a los jóvenes y hombres maduros, capaces de navegar en aguas más profundas y turbulentas…

 

 

 

 

 

 

 

 

NOTA SOBRE EL AUTOR
Saúl Millán es etnólogo. Doctor en Ciencias Antropológicas. Actualmente es profesor-investigador de la Escuela Nacional
de Antropología e Historia del Instituto Nacional de Antropología e Historia. Si deseas consultar el documento completo puedes hacerlo pulsando en Huaves 

Conoce como nació el Día de Muertos en México

Share
«El culto a la vida, si de verdad es profundo y total, es también culto a la muerte. Ambas son inseparables.
Una civilización que niega a la muerte acaba por negar a la vida».
Octavio Paz, “Todos Santos Día de Muertos”,
El laberinto de la soledad, 1950.

Las festividades en torno a los muertos se llevan a cabo en 41 grupos étnicos de México, entre los cuales se encuentran los amuzgos, atzincas, coras, cuicatecos, chatinos, chichimecas-jonaz, chinantecos, chocho-popolocas, choles, chontales de Oaxaca y Tabasco, huastecos o teneek, huaves, huicholes, ixcatecos, ixiles, jacaltecos, matlatzincas, mayas, lacandones, mayos, mazahuas, mazatecos, mixes, mixtecos, motozintlecos, nahuas, pames, popolucas, purépechas, tepehuas, tepehuanos, tlapanecos, tojolabales, totonacas, triques, tzeltales, tzotziles, yaquis, zapotecos y zoques.

Muertos y difuntos; y almas, ánimas, espíritus, tonalli, teyolia, ihiyotl…

Generalmente las celebraciones en torno a los muertos se llevan a cabo los últimos días del mes de octubre (del 25 al 30) y los primeros de noviembre (del 1 al 3). Sin embargo, existen poblaciones indígenas en las que dichas festividades llegan a extenderse a lo largo de todo el mes de noviembre, como en el caso de los chontales de Tabasco, o se constriñen a períodos muy reducidos de dos días al inicio del penúltimo mes del año.

Oficialmente, según el calendario católico, el día 1 de noviembre está dedicado a Todos Santos y el día 2 a los Fieles Difuntos. Sin embargo, en la tradición popular de gran parte de la República Mexicana, el día 1 se dedica a los muertos chiquitos o niños fallecidos, y el día 2 a los adultos o muertos grandes. No obstante, se dan una serie de variantes a lo largo del país:     en algunos lugares se dice que el 28 de octubre es el día de los matados, o sea de aquellos muertos en accidente, y que el día 30 de octubre llegan las almas de los limbos, es decir, de los niños que murieron sin ser bautizados. Esta distinción de dos celebraciones de muertos según la edad, proviene de la época prehispánica…

Te invitamos a leer porque pedimos calaverita pulsando aquí.

Fray Diego Durán dice que en el ritual indígena nahua existían dos fiestas dedicadas al culto a los muertos: Miccailhuitontli o Fiesta de los Muertecitos, que se conmemoraba en el noveno mes del calendario nahua, y equivalía al mes de agosto del año cristiano; y la Fiesta Grande de los Muertos, celebrada el décimo mes del año. Estas fiestas, además de dedicarse a los muertos, también eran propiciatorias de la agricultura, ya que en ese mes (agosto para los cristianos) debido al hielo, temían los indígenas la muerte de las sementeras. Para ello se “apercibían con ofrendas y oblaciones y sacrificios”. Durán, pudo observar que el día de Todos Santos ponían ofrenda para los niños muertos, y el siguiente día otra para los difuntos adultos, Las ofrendas consistían en dinero, cacao, cera, aves, frutas, semillas en cantidad y “cosas de comida”…

Para saber el significado que  tienen actualmente las ofrendas, puedes ver «El Altar de Muertos y su Significado» 

Seguir leyendo…

 

 

 

 

 

 

 

Créditos:

Patrimonio Cultural y Turismo. Cuadernos 16
La festividad indígena dedicada a los muertos en México
Derechos reservados
Consejo Nacional para la Cultura y las Artes

Conoce 28 Vestimentas Tradicionales Indígenas Mexicanas.

Share

chinantecas_vallenacional_oaxMuchos siglos antes de la conquista española el arte textil de México alcanzó un alto desarrollo. Sus técnicas complicadas y los bellos motivos estilizados dejaron una rica tradición que no desapareció totalmente con la llegada de los españoles, pero poco a poco fueron sustituidas por telas y decoraciones de tipo europeo. Sin embargo en las comunidades indígenas menos afectadas por el mestizaje cultural se ha conservado hasta nuestros días, de generación en generación, una buena parte de esa maravillosa artesanía.

Para sus vestidos, la gente del pueblo empleaba en los tiempos prehispánicos, el ixtle (hilo de maguey o agave), las fibras de palma silvestre (izcotl) y el algodón. Los españoles introdujeron la lana. En las regiones de tierra fría, muchas familias poseen rebaños de ovejas, de las que obtienen el material necesario para confeccionar sarapes y faldas

PULSA EN LOS SIGUIENTES ENLACES:


Acatecos de Guerrero Acatecos de Guerrero
Amuzgos de Guerrero Amuzgos de Guerrero
Chinantecos de Ojitlán, Oaxaca Chinantecos de Ojitlán, Oaxaca
Chinantecos de Valle Nacional, Oaxaca Chinantecos de Valle Nacional, Oaxaca
Chinantecos de Usila, Oaxaca Chinantecos de Usila, Oaxaca
Huastecos de San Luis Potosí Huastecos de San Luis Potosí
Huaves de San Mateo del Mar, Oaxaca Huaves de San Mateo del Mar, Oaxaca
Huicholes de Nayarit y Jalisco Huicholes de Nayarit y Jalisco
Mazahuas del Estado de México Mazahuas del Estado de México
Mazatecos de la Sierra de Huautla de Jiménez, Oaxaca Mazatecos de la Sierra de Huautla de Jiménez, Oaxaca
Mazatecos de Jalapa de Díaz, Oaxaca Mazatecos de Jalapa de Díaz, Oaxaca
Mixes de Cotzocon, Oaxaca Mixes de Cotzocon, Oaxaca
Mixes de Tamazulapan, Oaxaca Mixes de Tamazulapan, Oaxaca
Mixtecos de Jamiltepec, Oaxaca Mixtecos de Jamiltepec, Oaxaca

 

Mixtecos de Pinotepa, Oaxaca Mixtecos de Pinotepa, Oaxaca
Nahuas de Chicontepec, Veracruz Nahuas de Chicontepec, Veracruz
Nahuas de Cuetzalan, Puebla Nahuas de Cuetzalan, Puebla
Nahuas de Hueyapan, Puebla Nahuas de Hueyapan, Puebla
Nahuas de Tetelcingo, Morelos Nahuas de Tetelcingo, Morelos
Otomíes de San Pablito, Puebla Otomíes de San Pablito, Puebla
Otomíes del Valle del Mezquital, Hidalgo Otomíes del Valle del Mezquital, Hidalgo
Tacuates de Ixtayutla, Oaxaca Tacuates de Ixtayutla, Oaxaca
Tacuates de Zacatepec, Oaxaca Tacuates de Zacatepec, Oaxaca
Purépechas (tarascos) de Michoacán Purépechas (tarascos) de Michoacán
Totonacos de Papantla, Veracruz Totonacos de Papantla, Veracruz
Triquis de Oaxaca Triquis de Oaxaca
Zapotecos de Choapan, Oaxaca Zapotecos de Choapan, Oaxaca
Zapotecos de Yalalag, Oaxaca Zapotecos de Yalalag, Oaxaca

Cultura, cocina prehispánica y contemporánea Sitio oficial: deliciasprehispanicas.com