Hay varias técnicas: una de ellas es cubrir la superficie de la olla con cal, aceite o grasa vegetal, que se deja calentar hasta que humee ligeramente. Esta técnica se utiliza para curar cazuelas o comales,