Yo, señores, soy de Zapotlán el Grande…

Yo, señores, soy de Zapotlán el Grande…

Yo, señores, soy de Zapotlán el Grande. Un pueblo que de tan grande nos lo hicieron Ciudad Guzmán hace cien años. Pero nosotros seguimos siendo tan pueblo que todavía le decimos Zapotlán. Es un valle redondo de maíz, un circo de montañas sin más adorno que su buen temperamento, un cielo azul y una laguna que viene y se va como un delgado sueño. Desde muyo hasta diciembre, se ve la estatura pareja y creciente de las milpas. A veces decimos Zapotlán de Orozco porque allí nació José Clemente, el de los pinceles violentos. Como paisano suyo, siento que nací al pie de un volcán.

A propósito de volcanes, la orografía de mi pueblo incluye otras dos cumbres, además del pintor: el Nevado que se llama de Colima, aunque todo él está en tierra de Jalisco. Apagado, el hielo en el invierno lo decora. Pero el otro está vivo. En 1912 nos cubrió de cenizas y los viejos recuerdan con pavor esta leve experiencia pompeyana: se hizo la noche en pleno día y todos creyeron en el Juicio Final. Para no ir más lejos, el año pasado estuvimos asustados con brotes de lava, rugidos y fumar olas. Atraídos por el fenómeno, los geólogos vinieron a saludarnos, nos tomaron la temperatura y el pulso, les invitamos una copa de ponche de granada y nos tranquilizaron en plan científico: ata bomba que tenemos bajo la almohada puede estallar tal vez hoy en la noche o un día cualquiera dentro de los próximos diez mil años.

.- Juan José Arreola, Confabulario
>DE MEMORIA Y OLVIDO (fragmento)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Foto de portada: Fotopaises.com

Atole de UJUSHTE (ojite) una baya supernutritiva que comían nuestros ancestros.

Atole de UJUSHTE (ojite) una baya supernutritiva que comían nuestros ancestros.

 

El ujushte es una baya alta en fibra, proteína, hierro, potasio, zinc, ácido fólico y vitamina A, B, C y E. Ayuda a prevenir la anemia, el cáncer, el osteoporosis y las enfermedades del corazón. Es alta en Triptofano, un aminoácido que ayuda a bajar a presión, reducir el estrés y conciliar el sueño. El Triptofano es el aminoácido más importante y menos común en la dieta tropical

Aunque el ujushte también es conocido como “la nuez maya”, es aún más conocido como “ramón” u “ojite”  (Brosimum Alicastrumy es endémico de mesoamérica. Este superaliemento  es hoy día comparado con el amaranto o la quinoa.

El jugo lechoso que fluye del tronco se emplea para adulterar el chicle. Las semillas hervidas o tostadas tienen sabor parecido a las castañas y son muy nutritivas s Tostadas y molidas se usan como sustituto del café. Con las semillas se hace una harina negra usada para confeccionar pan o una especie de tortilla y también preparan un cocimiento que recomiendan para los convalecientes.

 

DISTRIBUCIÓN: Por el Golfo se le encuentra desde Tamaulipas y San Luis Potosí hasta Yucatán y Quintana Roo; por el Pacífico desde Sinaloa a Chiapas. Se le encuentra además en la Cuenca de Balsas en Michoacán y Morelos. Altitud: 50 a 800 (1,000) msnm

 

Uso Medicinal:

[Exudado (látex), hoja, corteza]. Látex, hojas (en infusión): antitusivo, asma, balsámico, diabetes, diaforético, emenagogo, tisis, tuberculosis, bronquitis. Corteza: (infusión) se usa como tónico. Uso doméstico [madera]. Se elaboran utensilios domésticos (artículos de cocina). COMENTARIOS El árbol es muy común alrededor de las ruinas, como relictos de los cultivares Mayas antiguos.  Fuente: Conabio

 

Mujer chiapaneca con bandeja de ojite.

Para un rico atole:

2 Litros de ramón recio

1 kilo de panela.

Una taza de ceniza o cal.

Las bayas de ojite, deben estar secas, antes de iniciar el proceso de molienda.  Para lo cual se hace una nixtamalización, que es la técnica de los antepasados mesoamericanos para hacer la harina de maíz — en este caso harina de ojite — poniendo a hervir el grano en un poco de agua con ceniza o cal. Cuando el ojite ya se haya cocido se lava y se limpia. Enseguida se muele en metate o molino. Después se mezcla con agua  para colarlo. Se vierte en una olla de barro y se pone a fuego fuerte, moviendo constantemente. Cuando empiece a hervir, se agrega el piloncillo o panela raspadito, se deja hervir hasta que se deshaga el azúcar y se consume bien caliente.

 

 

 

 

 

 

 

Publicación original en 08/ 2010 deliciasprehispanicas.blogspot.mx

Foto: tropicalbotany.wordpress.com

 

Orígen de la palabra CHOLO

Orígen de la palabra CHOLO

 

En toda la América Hispana, la palabra cholo tiene más de 10 significados, Aquí algunos:

Primeramente, en México, fue aplicada para señalar a las personas mestizas, mientras que en el Perú se le utilizaba para nombrar a los peruanos en general. Con el tiempo la palabra ha perdido fuerza en el Perú y es acepción de “indio de la costa” mientras que en Chile, le llaman cholo a cualquier “indio del sur”…
La RAE lo describe como un americanismo para designar a un “indio civilizado” es decir, mezcla entre europeo e indio (del Nuevo Mundo).
La palabra cholo es de origen autóctono.

Cholula Fotografía de Carlos E. Gómez V. panorama2go.com

 

1.- En México viene del vocablo “chollan” o Choloteca habitante de “chulo“ es decir cholollan o cholullan, nombre que en la antigüedad recibía la ciudad de Cholula, y que fuera señorío independiente del Imperio Azteca.

2.- En los Andes viene del vocablo quichua “chulu” que significa silencio, alude a la cualidad silenciosa del “indio tímido”.

3.- Entre los antillanos y centroamericanos chulo significa “perrito” y es de posible origen africano; “xulo” o “sulo” que significa perro en la cultura mandinga.

En México, surgió mutaciones en su significado, las cuales comenzaron tan solo 150 años después del primer contacto, europeo.

LAS CASTAS

Los cronistas indígenas de la época escribieron que “el hijo de negro e india o de “indio” y negra se le llama “mulato o mulata”, y cholos se les llama a los hijos de éstos. Indican que es una voz de las Islas Barlovento, que significa perro “de mala casta”. El uso de esta palabra fue despectivo y como un insulto. Sin embargo Al aumentar las mezclas raciales, los términos fueron perdiendo fuerza para determinar castas mejor conocidas como “clasificaciones pigmento-cráticas” que al pasar el tiempo se volvieron actividades prácticamente imposibles. Para el siglo XIX el término cholo se utilizaba simplemente para categorizar una sub-raza, un fenotipo indígena caracterizado por sus facciones; bigotes ralos de “chino”, así como ojos negros y rasgados. A principios del siglo XX el termino llego a utilizarse para designar “artesanos y trabajadores mestizos de rasgos blancos; zapateros, carpinteros, sastres, así como pequeños comerciantes.

Sin embargo la palabra no solo tuvo una acepción racial, sino que designaba una situación sociocultural, pues según el Diccionario Geográfico-Histórico de las Indias Occidentales escrito en 1789, la palabra cholo significa:

“indio pequeño que tiene cultura, se ha criado entre europeos y habla castellano”

Por su parte, el diccionario Larousse define la palabra como un sinónimo de “indio civilizado” e indica que en Ecuador, Bolivia y Argentina se utiliza para designar al mestizo (de sangre mezclada). Sin embargo la designación de cholo en el Perú, posee una valoración más mucho más positiva.

 

músicos

“Cholo Soy” de Luis Abanto Morales, Perú.. (fragmento) Foto: músicos por Marcelo Wallace, en Flickr.

 Cholo soy y no me compadezcas,
esas son monedas que no valen nada
y que dan los blancos como quien da plata,
nosotros los cholos no pedimos nada,
pues faltando todo, todo nos alcanza.

Déjame en la Puna, vivir a mis anchas,
trepar por los cerros detrás de mis cabras,
arando la tierra, tejiendo los ponchos,

pastando mis llamas,
y echar a los vientos la voz de mi quena
dices que soy triste, ¿qué quieres que haga?

No dicen ustedes que el cholo es sin alma
y que es como piedra, sin voz ni palabra
y llora por dentro, sin mostrar las lágrimas.

Acaso no fueron los blancos venidos de España
que nos dieron muerte por oro y por plata,
no hubo un tal Pizarro que mató a Atahualpa,
tras muchas promesas, bonitas y falsas.

 

 

 

 

 

 

Escrito por Paco Perez,

Fuentes consultadas:

Estudios Sobre Vocabulario, escrito por Pedro Lira Urquieta.
Los mestizos ecuatorianos, escrito por Manuel Espinoza A
Mestizaje, cholificación y blanqueamiento en Quito, escrito por Manuel Espinosa Apolo

Foto de portada: Soy Poblano.

 

Descarga 34 Antiguas Revistas digitalizadas sobre CHIAPAS (archivo histórico en pdf)

Descarga 34 Antiguas Revistas digitalizadas sobre CHIAPAS (archivo histórico en pdf)

El Centro Universitario de Información y Documentación de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas en su biblioteca virtual se integra de cuatro departamentos: Servicios Bibliotecarios, Procesos Técnicos, Archivo Histórico de Chiapas-UNICACH y Servicios Informáticos, además de los centros de cómputo académico, que se encuentran en Tuxtla Gutiérrez.

El CUID tiene como objetivo fundamental proveer servicios de información en soporte físico y electrónico a la comunidad universitaria del estado de Chiapas.  Estas 34 revistas forman parte del archivo histórico en su acervo bibliográfico:

 

Vista cuid.unicach.mx

Libramiento Norte Poniente No. 1150, Colonia Potinaspak, CP 29018
Teléfonos: 61.70.440 Ext 4340

Share