Archivo de la etiqueta: Flores comestibles

Atole de Masa con Gualumbos.

Share

 

En la actualidad, estamos tan alejados de los ingredientes tradicionales obtenidos de la madre tierra que en ocasiones cuando escuchamos los nombres: flor de garambullo, cardoncillo o gualumbos, desconocemos totalmente de que se nos habla.

En esta ocasión tocaré el tema de los quiotes o gualumbos, estas suculentas flores del maguey de sabor suave y textura agradable hasta el paladar más exigente.

¿Qué son?, ¿De dónde provienen? ¿Cómo se comen?

Si no conoces la planta del maguey — los gualumbos — son las flores que se dan en una variedad de esta planta que es de tamaño pequeño y aspecto similar a la sábila,  de color amarillo muy claro.

Podemos encontrarla generalmente en las barrancas y en las comunidades.  También se le conoce con el sobrenombre de “Patas de gallina de cerro”.

Las flores aparecen desde el mes de febrero y podemos disfrutarlas hasta el mes de junio, cocinándolas fritas a la mexicana, en tacos con salsa de xoconostle (un tipo de tuna) o chile de árbol, con cebolla, chile y epazote. En fin la imaginación para degustar este manjar del maguey no tiene límites.

Y para seguir con este pequeño breviario del gualumbo, les comparto mi receta de ATOLE DE MASA CON GUALUMBOS, esperando que la preparen y la disfruten tanto como yo.

Ingredientes:

300 grs de gualumbos limpios (sin pistilos)

1 lt de agua

150 gr de masa de maíz

150 gr de piloncillo

  • c/n de agua para hervir los gualumbos
  • c/n de agua para licuar los gualumbos
  • c/n de agua para diluir la masa de maíz

** c/n = cantidad necesaria

Procedimiento:

1.-Lavamos las flores  bajo el chorro de agua para eliminar residuos de tierra y algún pistilo que pudiera quedarse en la flor (ya que si se queda algún resto se amarga la preparación).

2.-Colocamos los gualumbos en una cazuela con el agua necesaria para hervirlos durante 25 minutos (revísalos constantemente) hasta que se suavice la flor los retiramos del fuego y los reservamos tirando el agua de cocción.

3.- Mientras se cuecen rallamos la barra de piloncillo y la reservamos.

  1. Licuamos los gualumbos con cantidad necesaria de agua, solo para que puedan licuarse perfectamente, adquiriendo una consistencia de puré y sin restos de la flor.

5.- Agregamos un litro de agua en una cazuela y la ponemos a hervir, cuando rompa en hervor agregamos el puré de gualumbos, la ralladura de piloncillo, los incorporamos perfectamente y dejamos hervir 10 minutos.

6.- Disolvemos la masa de maíz en agua y la agregamos a la cazuela con la mezcla de gualumbos y revolvemos, dejamos que hierva el atole hasta que espese y adquiera cuerpo, aproximadamente 15 minutos más y retiramos del fuego.

Nota: Es importante que no dejemos de revolver para que no vaya a derramarse el atole que hemos formado.

7.- Servimos en jarro de barro o en el contenedor de su preferencia y …

Buen provecho!!!

Receta por: Dante L. Vargas,  Pachuca, Hidalgo.