Durante 3 días Santiago de Anaya se viste de fiesta para celebrar la riqueza de la gastronomía del valle del Mezquital. Cómo desde hace 38 años, el elemento central de la muestra es el concurso en el cual participan más de 1500 cocineras tradicionales. También podrás encontrar platillos a la venta en el pabellón gastronómico, hermosas artesanías Hidalguenses en el Pabellón Artesanal, presentaciones musicales, talleres, espectáculos y mucho más.

El origen de esta muestra se debe a que en las reuniones en un centro comunitario, las señoras traían algo de comer y lo compartían con algo de pena por lo humilde del plato, sin embargo las señoras competían por el sazón y se dieron cuenta de lo variado de la gastronomía en este municipio otomí de pobreza extrema en esos años, entonces a Carmelo Ángeles, coordinador del centro comunitario, se le ocurrió organizar una muestra gastronómica que se celebra ya tradicionalmente el primer fin de semana de abril, siempre y cuando no se interponga la Semana Santa.

Fundamentalmente esta es una muestra tradicional, se busca que las recetas sean parte de un hábito o tradición familiar, es decir, no hay necesariamente nuevas creaciones.
Es importante la narrativa en la cocina, la cocinera y los ingredientes, los cuales mayormente son recolectados.
La cocina del Valle del Mezquital se compone de la flora y fauna local, tal como se preparaba en tiempos prehispánicos.

Desde luego con base en la milpa, aunque por ser una zona árida, tiene sus peculiaridades y los insectos que serían plaga pueden ser un alimento.
Otro aspecto muy interesante, además de los insectos, es el uso de flores como ingrediente, es la época en que se dan los gualumbos o flores de maguey, las flores de sábila, las flores de garambuyo. Y algo abundante son los quelites, nopales y xoconostle.


Don Carmelo es un gran guardián, y su esposa Flora Hernandez, una cocinera muy valiosa.

La Fiesta Hñähñu  sorprende a miles de paladares; algarabía que se viste de ixtle, se refresca con agua de xoconostle o pulque y se engalana con el sazón del campo

Se destaca el uso de larvas e insectos comestibles como los escamoles o xamues, reptiles como la lagartija xincoyote o de flores, al ser la época en que se dan los gualumbos o flores de maguey, las flores de sábila y las de garambullo, sin que falten los quelites, nopales o xoconostles y los derivados del maguey como el aguamiel o el pulque.

 

 

No te pierdas nuestras publicaciones:


Escribe tu correo: