Para los pueblos indígenas que viven por la frontera entre los Estados Unidos y México, la frontera es una pared en medio de su sala. Por generaciones, han formado conexiones en los dos lados de la frontera, y sin embargo se los consideran extranjeros y inmigrantes ilegales en su propia patria. En la lengua O’odham, no hay una palabra para “ciudadanía estatal”. Ningún ser humano es ilegal.

En este mapa, los puntos rojos representan los cruces fronterizos oficiales. Muestra los territorios de los Kumiai, Cucapá, Quechan, Tohono O’odham, Yaqui, Tigua, y Kikapú.

 


 

 

 

 

Créditos:  Jordan Engel,  autor del mapa de portada “Las tribus que abarcan el mapa fronterizo de EE. UU. y México”  Su trabajo puede ser  reutilizado bajo la licencia de Decolonial Media 0.1.  decolonialatlas.wordpress.com