Archivo de la etiqueta: TECUITLATL

«El ABC de la ESPIRULINA»: Taller online gratuito para cultivar espirulina en casa.

Share

El ABC de la espirulina solidario. ENTRADA LIBRE

EL ABC DEL TECUITLATL (ESPIRULINA MEXICANA) SOLIDARIO.
Para proyectos a favor de la vida, la nutrición, animal, vegetal, ecosistémica.

TALLER GRATUITO ON-LINE

¡Bienvenid@s tod@!

Reino Eco tiene el agrado de invitar a su primer taller de la serie de talleres ON-LINE Y GRATUITOS que estaran compartiendo, para que su actividad  «construyendo una nueva cultura» no se detenga sino al contrario, pueda valorar el momento oportuno que todos tenemos en medio de la crisis presente.

El tecuitlatl (espirulina mexicana), tiene en sí tal abundancia, que lo hace un alimento especialmente idóneo para acompañar los esfuerzos necesarios para enraizar en red una economía que es ya la de todos, una nueva cultura de muchos cultivos y encuentros.

El ABC del tecuitlatl: Una introducción, un panorama, una reflexión de la historia y toma de responsabilidad colectiva dentro de la misma, como acción, acción de resguardo, conocimiento, análisis, producción, transformación, creación y finalmente y lo más importante, el compartir.

Se trata de adquirir las herramientas para una toma de posición y de también de aprovechamiento.

«El ABC de la espirulina nos ha acompañado durante toda la aventura de investigación y creación como REINO ECO, y nos ha hecho posible dejar que el tecuitlatl hable. Dejar que sea su naturaleza la que pueda ser conocida, re-conocida y re-apropiada».

Comprender a fondo al tecuitlatl, comprender sus Aplicaciones, Beneficios, Cultivo, y quizá ser guardián…

CONTENIDOS DEL TALLER.

– El valor biocultural del tecuitlatl (espirulina mexicana)
– Investigaciones médicas y de cultura alternativa a partir de su re-descubrimiento.
– Propuestas de aprovechamiento y transformación desde los años sesenta hasta el presente: análisis de casos.
– El tecuitlatl a nivel industrial.
– Los microcultivos de espirulina alrededor del mundo; ¿microgranjas para la paz?
– ¿Qué estamos haciendo en México?
– Milpa de tecuitlatl.
– Propiedades y Beneficios.
– Introducción al cultivo de tecuitlatl
– Cultivo de espirulina a nivel laboratorio y/o empresa
– El Cultivo de tecuitlatl para todos.
– Cultivo personal.
– Cultivo familiar.
– Cultivo comunitario.
– Nutrición y salud con tecuitlatl.
– Tratamiento de patologías y acompañamiento en procesos de recuperación física o entrenamiento.
– Economía solidaria con tecuitlatl.
– Elaboración de productos y gestión de proyectos con tecuitlatl.
– Aplicaciones.
– Cosmética
– Arte y diseño con tecuitlatl: extracción de pigmentos y elaboración de pinturas naturales y prehispánicas.
– Del laboratorio a casa.
– Baño seco y tecuitlatl.
– Guía para introducir en la vida al tecuitlatl; y como apoyo privilegiado frente a infecciones de tipo viral, tanto en prevención como en la terapéutica.

TALLER GRATUITO
NO HAY LÍMITE DE PARTICIPANTES

REQUISITOS:

Ponerse en contacto con REINO ECO para inscribirse y coordinarse. A través de su página facebook.com/reinoec0/ o tel – whatsapp:+52 55 1933 8952 

El superalimento que se cosechaba en los lagos de la Gran Tenochtitlan.

Share

«No satisfechos de alimentarse de cosas vivientes, ellos también comían una cierta sustancia, como el barro, que flota sobre las aguas del lago, y que secaban al Sol para preservarlo, y hacer uso de éste como queso, al que se parecía en sabor y en gusto. Ellos le daban a esta sustancia el nombre de Tecuitlatl o excremento de las piedras”  (Clavijero, 1807, p. 431)

 

«… pues pescadores y otros que vendían unos panecillos que hacen de una como lama que cogen de aquella gran laguna, que se cuaja y hacen panes de ello que tienen un sabor a manera de queso” (p. 279).

 

Gómara, en su famoso texto La Historia General de las Indias y todo lo acaescido en ellas desde que se ganaron hasta agora y la Conquista de Mexico y de la Nueva España, escribe lo siguiente acerca del tecuitlatl:

 

“… y aun tierra; porque con redes de malla muy menuda abarren en cierto tiempo del ano una cosa molida que se cria sobre la agua de las lagunas de Méjico y se cuaja, que ni es yerba, ni tierra, sino como cieno. Hay de ello mucho y cogen mucho; y en eras, como quien hace sal, lo vacian, y allí se cuaja y seca. Hácenlo tortas como ladrillos, y no solo las venden en el mercado, mas llévanlas tambien á otros fuera de la ciudad y lejos. Comen esto como nosotros el queso, y así tiene un saborcillo de sal, que con chilimoli es sabroso. Y dicen que á este cebo vienen tantas aves á la laguna, que muchas veces por invierno la cubren por algunas partes” (López de Gomara, 1826, p. 348).

D.R. Tomas Filsinger – Tenochtitlan 1510

Es un alga microscópica del grupo de las cianofíceas o algas verde-azuladas, también llamadas cianobacterias, que crecen en forma natural en las aguas cálidas de ciertos lagos alcalinos de regiones subtropicales de América, África y Asia. Este microorganismo, con más de 3,000 millones de años de antigüedad, es como un filamento en forma de «espiral» y de ahí viene precisamente su nombre spirulina

La espirulina es un superalimento que era cosechado en los lagos de la Gran Tenochtitlan y era transformado en galletas super proteínicas (especie spirulina máxima ). En esta época, los mexicanos se alimentaban por una parte, de los productos del lago como peces, ajolotes (axolotl), ranas, camarón de agua dulce, aneneztli, serpiente de agua, mosca acuática, gusanos de laguna, patos, cuachili, y aves que vivían en el agua y por la otra, de los cultivos que crecían en tierra firme como maíz, fríjol, tomate, chile, amaranto, cacao, etc.

 

Aparte de los recursos lacustres, las carnes provenían de la caza (la carne roja era entonces relativamente abundante en la región) y de dos productos de cría, el guajolote (pavo) y el perro (una variedad particular, sin pelo y sin voz que se ponía en engorda para su consumo). No existía el ganado.

El agua era la bebida por excelencia; algunas veces se le endulzaba miel y se le agregaba cacao y chile y especias El maíz era el alimento de base. Junto con los frijoles, él constituía para la gran masa de población un 80 % en peso de la ración alimenticia diaria. Las carnes propiamente dichas eran reservadas para el emperador y para su comitiva, para los señores ricos y para las clases privilegiadas. El maíz y los frijoles proveen sobre todo de hidratos y de carbono y son pobres en proteínas y en grasas. El aporte de los tomates y de los chiles es más pobre todavía.

La spirulina contiene muchos nutrientes, incluyendo vitaminas del complejo B, betacaroteno, el ácido gamma-linolénico, hierro, calcio, magnesio, manganeso, potasio, selenio, zinc, bioflavonoides y proteínas. La espirulina contiene alrededor del 65% de proteína por su composición. Estas proteínas son completas, ya que contienen todos los aminoácidos esenciales, además de algunos otros no esenciales. En ese sentido, es similar a la proteína animal, pero no contiene las grasas saturadas que se encuentran en algunas carnes.
También tiene alta digestibilidad.

La cosecha de la espirulina

«Debido a sus remarcables cualidades como super-alimento, podemos aseverar que el tecuitlatl o spirulina jugó un rol importante, sino decisivo, para asegurar una alimentación suficiente, correcta y equilibrada en la nación Azteca» cita del libro The Diet of the Aztecs.

En el transcurso de los últimos diez años, cultivos experimentales e intensivos de espirulina se han implantado en varios sitios del mundo. La espirulina se ha usado como fuente de proteínas y nutrientes, especialmente el beta-caroteno, por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para alimentar a niños desnutridos de la India. El programa resultó en una disminución de un tipo de ceguera que resulta de la falta de vitaminas A. La dosis utilizada en este estudio de un año fue de 1 gramo por día.

Investigación de la NASA afirma que «El carácter nutritivo de 1kg de Spirulina contiene el carácter nutricional de 1.000 kg de verduras» y el carácter proteínico de ¡5 kilos de carne!

Alga Espirulina

Hay unas urrosas que se crian sobre el agua que se llaman tecuitlatl; son de color azul claro; despues hacen unas tortas de ello, y tostadas las comen” (Sahagún, 1831, p. 351).

 

 

 

 

 

Fuentes consultadas / créditos:

Organización Mundial de la Salud (OMS), Healthtools.aarp.org
The Diet of the Aztecs by J. Paniagua-Michel, E. Dujardin, C. Sironval
Tecuitlatl; A Glimpse of Aztec Food Technology, W. V. Farrar