La legendaria tierra del Mayab se localiza en el norte de la península en la que el agua corre por un complejo sistema de ríos subterráneos y cenotes. Imponentes haciendas henequeneras, ciudades coloniales, artesanías, tradiciones y una exquisita gastronomía constituyen un mágico atractivo que hacen que visitar Yucatán siempre sea buena idea. Fue una Ciudad Maya del periodo posclásico, se localiza al sur del estado de Yucatán. Su población alcanzó una cantidad de 12 mil habitantes, Mayapán fue fundada por un grupo de cocom a quienes los expertos los asocian con la cultura maya – tolteca.

Foto: sipse.com

Una de las visitas del recorrido es el cenote “Yaxché” es un cenote enorme cuyas profundidades se pueden observar a simple vista, sin embargo, como todo cenote, cuenta con veredas que conectan con otros ubicados en la región, por lo que siempre hay que tener gran cuidado y, desde luego, saber nadar, si se quiere disfrutar de sus aguas.

El taller de hamacas que visitaremos es una organización
socialmente responsable comprometida con el desarrollo
sustentable de las comunidades indígenas en México a
través de la fabricación y distribución de las hamacas de
mayor calidad.

Por más de 10 años, ha trabajado muy duro para
promover el arte antiguo de la hamaca maya, distribuida
por todo el mundo. El gran legado de nuestra cultura
maya nos hace sentir extremadamente orgullosos así
como la belleza de su historia y artesanías.

Mayapán fue sede de la Liga de Mayapán, una confederación que reunía a los caciques de Uxmal y Chichén Itzá. Las disputas por el control de la confederación terminaron con la derrota de los itzáes que gobernaban Chichén, y su huida hacia el Petén, donde fundaron la ciudad de Tayasal.

 PULSA EN LA ESQUINA SUPERIOR DERECHA DE ESTE DOCUMENTO: